17 Ideas Para Decorar una Mesa de Comedor

17 Ideas Para Decorar una Mesa de Comedor

¿Alguna vez te has preguntado cómo decorar la mesa de tu salón?

Parece una cuestión menor, pero cuando no somos capaces de dar con la respuesta que encaje a la perfección, se convierte en un pensamiento recurrente.

¡Descubre a continuación las mejores formas de adornar la mesa del comedor!

17 Ideas Para Decorar la Mesa de tu Comedor

Utiliza objetos altos para mesas redondas

Utiliza objetos altos para mesas redondas
Fuente

A la hora de vestir o decorar una mesa redonda u ovalada, el truco reside en optar por elementos de más altura. ¿Por qué? Porque de lo contrario estaremos contribuyendo a generar una sensación piramidal nada agradable a la vista.

Aunque, en realidad, es posible decorar una mesa redonda prácticamente de cualquier forma, sí es cierto que se trata de un tipo de mobiliario que ofrece menos posibilidades prácticas y estéticas. Si quieres acertar seguro, opta por adornos más o menos verticales en estos casos, por ejemplo mediante flores con tallos largos o candelabros muy altos.

Genera contrastes en las mesas blancas o de cristal

Genera contrastes en las mesas blancas o de cristal
Fuente

Si tu mesa de comedor es blanca o está fabricada en cristal, tienes dos opciones. La primera, contrarrestar esa simplicidad o frialdad decorativa con el resto de elementos decorativos de la estancia, que deberían ser más coloridos y atrevidos para crear contraste.

La segunda opción consiste en decantarte por un centro de mesa que genere un contrapunto muy interesante. Así, conseguirás tener en tu salón una interesante combinación de elegancia y originalidad.

Por ejemplo, aunque elijas jarrones u otros objetos de cristal para decorar tu mesa hecha con este mismo material, asegúrate de que estos sean distintos, especiales.

¿Tienes un comedor moderno? Opta por una escultura o un sofisticado portavelas

¿Tienes un comedor moderno? Opta por una escultura o un sofisticado portavelas
Fuente

La mejor alternativa a la hora de adornar la mesa de un salón moderno es escoger una imponente escultura en miniatura (cuyo tamaño deberá ir acorde con el tamaño de la mesa). Se trata, por un lado, de no variar la estética del comedor, ya de por sí moderno, y, por otro lado, de llamar mínimamente la atención sobre este objeto situado en el centro de la mesa.

Por otra parte, existen candelabros o portavelas que son auténticas maravillas decorativas, e incluso centros de mesa que se diseñan única y exclusivamente para decorar las mesas de este tipo de comedores.

Coloca unas elegantes vasijas para un estilo más clásico

Coloca unas elegantes vasijas para un estilo más clásico
Fuente

¿Quién dijo que las vasijas son solo recipientes? En realidad, bien escogidas y colocadas, pueden convertirse en verdaderos tesoros, sin necesidad de contener nada en su interior ni realizar ninguna otra función.

Además, existen vasijas o botijos apropiados para cualquier estilo. Lejos de ser únicamente idóneos para salones clásicos, vintage o más o menos bohemios, puedes escoger entre una gran cantidad de tipos diferentes de vasijas, hasta dar con la que más se acople a tu salón. Seguro que tu elección no pasará desapercibida.

Si la mesa es rectangular, crea composiciones con varios objetos

Si la mesa es rectangular, crea composiciones con varios objetos
Fuente

Las formas rectangulares aplicadas a una mesa de comedor conllevan una serie de implicaciones. En primer lugar, se hace necesario descartar centros de mesa demasiado grandes y, en segundo lugar, habrá que recurrir a una técnica que muchas veces se ignora en la decoración de interiores: la distribución simétrica.

Una buena opción a la hora de aplicar estas dos premisas al adornar la mesa del salón es crear originales y únicas composiciones de varios elementos. Sin embargo, no hay que descartar tampoco la posibilidad de crear contrastes o jugar con el ritmo. Tú eliges, siempre ciñéndote a esa forma rectangular.

Aporta un toque romántico con unas originales velas

Aporta un toque romántico con unas originales velas
Fuente

Si te gusta el romanticismo aplicado a la decoración, sin duda tu comedor será un fiel reflejo de ese gusto por lo delicado. En ese caso, adornar la mesa del salón con un conjunto bien conformado de velas o con una sola que tenga suficiente envergadura será una garantía.

Si sueles usar velas, sabrás que las puedes conseguir de mil formas y tamaños diferentes. Además, también es posible escoger entre una gran cantidad de aromas, de forma que, además de decorar la mesa de tu salón, estarás haciendo que este huela mucho mejor, aportándole el toque personal que marcará sin duda la diferencia.

Las plantas crearán en el comedor un ambiente muy especial

Las plantas crearán en el comedor un ambiente muy especial
Fuente

Para los amantes de la naturaleza, cualquier rincón de la casa es apto para decorarlo con plantas, y la mesa del salón no iba a ser menos. Con ellas, puedes crear composiciones muy especiales, combinar las que son de diferente forma o color e incluso ir renovándolas con cada cambio de estación.

Por supuesto, no siempre será necesario que las plantas sean naturales, puedes recurrir también a plantas artificiales. El efecto óptico es prácticamente el mismo, pero te ahorrarás tener que limpiar la mesa cada vez que caigan las hojas o se marchite la planta.

Utiliza jarrones de diferentes tamaños

Utiliza jarrones de diferentes tamaños
Fuente

Puedes colocar en tu mesa de comedor un conjunto de jarrones de diferentes tamaños, formas o colores, sin necesidad de que estos contengan ninguna planta en su interior.

Se trata de una idea decorativa muy sencilla, pero que, bien implementada, puede resultar de lo más original. Ten en cuenta que, al igual que ocurre con las velas, los jarrones se presentan en infinitos estilos, colores y formas.

Solo tendrás que escoger aquellos que más te gusten o que mejor combinen con el resto de elementos decorativos del comedor, y decidir si los quieres complementar con flores o no.

Un frutero aporta color y frescura

Un frutero aporta color y frescura
Fuente

Como en el caso de las plantas y las flores, las frutas pueden ser naturales o de plástico u otro material, pero la cuestión es que colocar una fuente o un bol lleno de piezas de fruta es una buena manera de tener una mesa de comedor con fresca y colorida.

Puedes optar por colocar en el recipiente que hará las veces de centro de mesa varias piezas de la misma fruta (naranjas, por ejemplo) o combinar varias, para que el resultado sea mucho más colorido. Prueba con manzanas, limones y cerezas. ¡Y cómetelas cuando te apetezca!

Las bandejas decorativas no pasan de moda

Las bandejas decorativas no pasan de moda
Fuente

Algunos de los elementos para adornar mesas de comedor que hemos comentado hasta ahora pueden además combinarse con bandejas decorativas, lo que hará que sea mucho más sencillo apartarlo cuando necesites espacio.

Por ejemplo, las velas, los jarrones y las vasijas pueden ponerse encima de bonitas bandejas que harán que tu mesa del salón no pase desapercibida a las visitas.

Y no creas que las posibilidades son limitadas en este sentido, porque existen bandejas de todo tipo. Puedes además usar bandejas con la forma más apropiada en función de cómo sea la mesa, y con los colores o diseños que mejor combinen con el resto del comedor.

¿Quieres sorprender? Opta por unas ramas de árboles

¿Quieres sorprender? Opta por unas ramas de árboles
Fuente

Sobre todo si vives en el campo, los detalles decorativos que evoquen lugares o entornos naturales son los más valorados. En el caso de los adornos para la mesa del comedor, no es extraño en este tipo de viviendas que los conformen objetos que se pueden encontrar al aire libre.

Si quieres conseguir ese efecto campestre, y además dejar boquiabiertos a todos tus invitados, al tiempo que potencias el ambiente rústico de tu comedor, la opción de colocar en un recipiente una o varias ramas pequeñas puede ser buena idea. Además, puedes pintarlas o customizarlas a tu gusto.  

Las copas también pueden ser decorativas

Las copas también pueden ser decorativas
Fuente

Las copas no tienen por qué servir únicamente para beber durante una comida. Y es que es posible colocarlas de forma estratégica para diseñar una composición totalmente original y adornar con ella tu mesa de comedor. En este caso es especialmente interesante usar una bandeja decorativa, en la que se distribuirían las copas que hayas escogido.

Una idea original es usar copas de formas especiales para adornar la mesa, pero puestas del revés. En el espacio interior, pueden además colocarse otros objetos decorativos, como flores o piedrecitas de diferentes colores.

Convierte tu centro de mesa en un recuerdo

Convierte tu centro de mesa en un recuerdo
Fuente

¿Qué mejor modo de adornar la mesa de tu salón que colocando en su centro un puñado de recuerdos? Las conchas de aquella playa en la que pasaste tus vacaciones, los pétalos de las flores que recogiste en esa escapada o las piedras del río en el que pasabas los años de tu infancia…

Piensa en uno de tus mejores recuerdos (o tenlo en cuenta para tu próximo viaje), recoge aquellos objetos que te hagan volver a ellos cada vez que te fijes en el centro de mesa de tu salón y colócalos en un bonito recipiente. ¡Te encantará!

Unas peceras de cristal te darán mucho juego

Unas peceras de cristal te darán mucho juego
Fuente

Como has podido comprobar, usar determinados objetos para decorar que, en principio, tienen funciones totalmente diferentes, es un consejo recurrente. Y es que, además de resultar la mayoría de veces bastante económico, es un método decorativo muy original.

Una idea más en este sentido puede ser la de recurrir a peceras de cristal (mucho mejor si son redondas y con la parte superior más estrecha, para colocar en ellas lo que quieras).

Puedes, incluso, colocar varias de diferentes tamaños y dejarlas vacías. Seguro que el simple hecho de haber elegido este elemento para adornar la mesa de tu comedor será más que suficiente.

Adapta la decoración de la mesa del salón a cada época del año

Adapta la decoración de la mesa del salón a cada época del año
Fuente

Todos sabemos que el ambiente y el estado de ánimo no es el mismo durante todas las épocas del año. Si adaptamos otras facetas de nuestra vida al cambio estacional, ¿por qué no hacerlo también con la decoración más accesoria de nuestro hogar?

Ello nos ayudará a personalizar aún más la estancia y también a hacerla más acogedora en cada momento del año. Para hacerlo, puedes por ejemplo colocar en una bandeja piñas de pino o castañas, si es invierno, y cambiarlas por hojas secas en otoño. Seguro que te encanta renovar la decoración de tu mesa de comedor con cada cambio de estación.

Aprovecha los adornos festivos

Aprovecha los adornos festivos
Fuente

Cualquier hogar en Navidad, Halloween o Pascua se llena de adornos que dan a entender que la festividad ha llegado también a nuestra casa. El consejo en este punto tiene que ver con no retirar del todo esos adornos, y adaptarlos más tarde, cuando finalice la fiesta, para decorar el centro de nuestra mesa del salón.

Por ejemplo, ese muérdago que habíamos colocado bajo la entrada o las puertas de casa puede más tarde recortarse y colocarse en latas o en botes de colores.

Usa un gran elemento central si la mesa es muy grande

Usa un gran elemento central si la mesa es muy grande
Fuente

Los centros de mesa de grandes dimensiones son auténticos iconos de estilo. De hecho, la decoración de interiores más sofisticada gira en torno a objetos que, de un modo u otro, marcan la estética y la personalidad de cada estancia.

En este sentido, si cuentas con una mesa de comedor grande, no pierdas la oportunidad de aprovechar ese espacio para dotar a tu salón de una imagen sofisticada, colocando un gran y elegante centro de mesa.

Eso sí, al ser un objeto tan grande el que presida la mesa, deberás tener especial cuidado y escoger uno que encaje a la perfección con el resto de elementos de la habitación.

Conclusión

Como has podido comprobar, decorar el centro de una mesa de comedor puede hacerse de muchas y muy diferentes formas.

Tendrás que tener en cuenta cuál es tu presupuesto o tu habilidad para confeccionar tú mismo adornos o centros de mesa, además de tener muy presente cuáles son tus gustos y el estilo predominante en tu salón.

Así, puedes optar por una decoración más natural (con plantas, frutas o incluso conchas o piedras), o bien ser un poco más sofisticado y colocar una pequeña escultura o un conjunto de vasijas o copas de cristal.

Solo tú pones los límites.