Habitaciones Infantiles de Estilo Nórdico

Una habitación infantil no tiene por qué ser sinónimo de un espacio lleno de juguetes y sin estilo. Puedes integrar cualquier estilo de diseño de interiores a estos ambientes y transformarlos mediante la decoración.

El estilo nórdico se caracteriza por crear espacios luminosos, pulcros y sencillos, que sean funcionales y bonitos visualmente. Es un tipo de diseño que se puede aplicar a cualquier espacio mediante la elección de los colores y materiales utilizados.

16 Ideas para decorar una habitación infantil al estilo nórdico

En este artículo te mostraremos cómo puedes integrar el estilo nórdico en una habitación infantil, para que sea bonita tanto para ti como para los niños y esta decoración los acompañe por muchos años.

Colores neutros para dar tranquilidad

Colores neutros para dar tranquilidad
Fuente

Los colores neutros son los más utilizados en el estilo nórdico, porque aportan luminosidad y crean un espacio armónico. Elige una habitación completamente blanca con detalles en tonos más cálidos, negro y distintas texturas para crear un espacio flexible y moderno.

Utiliza una paleta cálida

Utiliza una paleta cálida

Fuente

Junto con el blanco, los colores cálidos abundan en este estilo por su referencia a la madera y la naturaleza. El estilo nórdico se caracteriza por crear interiores muy acogedores, en donde pasar largas tardes disfrutando de estar en casa.

Crea una habitación infantil en tonos cálidos como el beige junto con el blanco, para un espacio muy sereno y luminoso. Al trabajar con paletas de colores suaves, es importante sumar distintas texturas para agregar interés al espacio.

Decora con colores pasteles

Decora con colores pasteles

Fuente

Si quieres agregar un poco de color en este estilo, puedes hacerlo mediante colores pasteles que den tranquilidad y armonía en el dormitorio. Puedes integrar estos tonos en paredes y decoración, combinados con la madera y el blanco.

Actualmente hay muchos tonos que se utilizan dentro del estilo nórdico, acentuando sus características y manteniendo la relación la naturaleza. Esta idea es genial para habitaciones infantiles, agregando color sin perder estilo.

Elige muebles en madera y blanco

Elige muebles en madera y blanco

Fuente

La textura por excelencia en el estilo nórdico es la madera, por su calidez y nobleza. Es un material que está pensado para resistir muchos años y crear una atmósfera cálida. Elige muebles que combinen maderas claras con blanco para crear el estilo nórdico en el dormitorio.

Integra el negro en detalles decorativos

Integra el negro en detalles decorativos

Fuente

Para un dormitorio infantil con mucho estilo y elegancia, usa una base blanca con detalles en madera y agrega decoración en negro. El negro se destacará en esta paleta tan serena y aportará mucha personalidad.

Agrega muebles de diseño en su versión mini

Agrega muebles de diseño en su versión mini

Fuente

Hoy en día puedes encontrar muebles para niños con un diseño muy bonito y funcional, pero también hay muchas versiones miniaturas de los muebles de diseño que están muy de moda. Agrega a la habitación una silla eames en colores pasteles para integrar el diseño del siglo XX en el espacio de los más pequeños.

Este tipo de sillas son muy utilizadas en interiores nórdicos, sobre todo en su versión con patas de madera. También puedes elegir esta silla en blanco, como se ve en el ejemplo anterior.

Agrega texturas naturales

Agrega texturas naturales

Fuente

En el estilo nórdico es muy importante la calidez y además de integrarla mediante los colores puedes hacerlo a través de texturas como el mimbre. La mejor forma de aprovechar este material es mediante cestas para organizar los juguetes o también en alfombras.

Transforma una esquina con una bonita carpa

Transforma una esquina con una bonita carpa

Fuente

Puede que no se relacione directamente con el estilo nórdico, pero las carpas o tiendas son muy usadas en las habitaciones infantiles. Igualmente, se integran muy bien a este estilo por la combinación de la tela en un color neutro y la madera de la estructura, creando además un rincón acogedor y privado.

Decora con animales

Decora con animales

Fuente

Teniendo en cuenta la relación con la naturaleza y el exterior que tiene el estilo nórdico, es justo pensar que los animales también juegan un papel importante en este estilo. Usa decoración de animales en forma de peluches, estatuas o cuadros para darle al niño unos amigos salvajes.

Crea paredes focales con empapelados

Crea paredes focales con empapelados

Fuente

Para integrar la naturaleza en tus paredes, puedes optar por integrar un empapelado con motivos de árboles, flores o animales. Puedes crear una pared destacada muy bonita, teniendo en cuenta que el empapelado se relacione con la paleta de colores de la habitación infantil.

Usa vinilos en las paredes

Usa vinilos en las paredes

Fuente

Otra manera de crear un efecto “empapelado” de forma más económica es usando vinilos en las paredes del dormitorio. Lo mejor será usarlos en colores pasteles o negro, para que se adapte al estilo nórdico. Son muy usados los vinilos de formas geométricas como triángulos o círculos, creando un muro minimalista.

Un mural de montañas con pintura

Un mural de montañas con pintura

Fuente

Si quieres apostar por una pared más artística, puedes crear un mural de montañas geométricas con pintura, agregando color y estilo al dormitorio. Este tipo de murales es muy usado en habitaciones infantiles nórdicas porque es muy fácil de hacer y se relaciona con la naturaleza de forma original.

Construye una cama con estructura

Construye una cama con estructura

Fuente

Una forma muy bonita de crear una cama que sea funcional y decorativa, es construir un marco en madera con alguna forma original. Este marco, al no tener patas, elimina el riesgo de que el niño se caiga de la cama cuando es muy pequeño y el marco superior agrega mucha personalidad a este espacio, para que se transforme en un pequeño refugio.

Usa un dosel para enmarcar la cama

Usa un dosel para enmarcar la cama

Fuente

Otra manera de darle importancia a la cama y transformarla en un espacio privado, es agregando un dosel. Al estar colgado desde el techo, aumenta visualmente la altura del espacio y de la cama, que en general es muy pequeña.

Apuesta por la decoración minimalista

Apuesta por la decoración minimalista

Fuente

El estilo nórdico se caracteriza por la serenidad, por lo que una decoración simple será la mejor para este tipo de espacios. Elige poca decoración y con un estilo minimalista, como en el ejemplo que se ven estas cabezas de animales sobre fondo blanco, para decorar con elegancia.

Divide el espacio con decoración

Divide el espacio con decoración

Fuente

Mediante estas ideas y el color, puedes agregar mucha personalidad a una habitación nórdica, manteniendo la serenidad y calidez. Por ejemplo, en esta foto vemos cómo se usan estas técnicas para diferenciar las camas de los niños, dándole un estilo definido a cada una, pero manteniendo el estilo general de la habitación.

Integra el estilo nórdico en las habitaciones infantiles

Luego de ver todas estas geniales ideas para lograr una habitación infantil nórdica, esperamos que ahora pienses en este estilo como una posibilidad para lograr un espacio de niños muy bonito, funcional y tranquilo.

Las habitaciones infantiles son espacios en que los niños pasan mucho tiempo, por lo que tomar las consignas del estilo nórdico para crear espacios acogedores y bonitos parece ser la mejor solución.

Toma las ideas que mejor se ajusten a la habitación y la personalidad del niño, para lograr un ambiente con inspiración en el estilo nórdico que seguro tus niños amarán y será un espacio que los acompañará por mucho tiempo.