17 Plantas de Interior Resistentes

¿Te encantan las plantas, pero no eres capaz de cuidarlas adecuadamente? ¿Las plantas en casa no suelen durarte más de un par de meses?

Una planta es un ser vivo que requiere atención, cuidados y seguir ciertas indicaciones, en función de la especie de la que se trate. Por eso, optar por plantas de interior resistentes, que no demanden demasiados cuidados y que sean capaces de soportar tanto el exceso como la escasez de humedad y luz, puede ser la mejor opción.

Te proponemos, a continuación, una original selección.

Mostera deliciosa

Mostera deliciosa
Fuente

Seguramente conozcas a esta planta por su nombre más popular, costilla de Adán. Se le llama así por lo mucho que se parecen su hoja a las costillas de un ser humano. Está especialmente indicada para vivir en espacios interiores y con poca luz, pues debido a su procedencia es capaz de vivir mucho tiempo con poca cantidad de luz solar.

Es originaria de la selva, que es tan frondosa y oscura por la majestuosidad de su vegetación. Por eso, por la poca luz que necesita para sobrevivir, no es extraño encontrarlas en porterías y en las recepciones de los hoteles.

Sin embargo, si te animas a adquirir esta planta, debes tener en cuenta que lo que sí demanda es mucha humedad. Así que no olvides regarla a menudo.

Sansevieria

Sansevieria

Fuente

Este es otro claro ejemplo de una planta que se conoce más frecuentemente por su nombre popular, que en este caso es lengua de suegra. No sabemos exactamente por qué se le ha dado ese sobrenombre, aunque intuimos que tiene algo que ver con lo afiladas y largas que son sus hojas.

Lo mejor de esta planta es que soporta condiciones verdaderamente extremas. La cantidad de años que lleva entre nosotros le han ayudado a desarrollar esa resistencia, un motivo por el cual la sansevieria gusta a la mayoría de la gente. Esa resistencia llega a tal punto, que en invierno ni siquiera hará falta que la riegues.

Eso sí, si quieres que crezca bien recta, plántala en una maceta más bien pequeña, no demasiado grande.

Ficus benjamina

Ficus benjamina

Fuente

Los ficus son, en líneas generales, plantas ideales para tener dentro de casa. De hecho, es una de las primeras opciones que se nos vienen a la mente cuando estamos pensando decorar con plantas el hogar. La razón de ello es, cómo no, su extraordinaria resistencia. En concreto, el ficus benjamina destaca por ser apto para los menos cuidadosos.

Lo único que tendrás que hacer para que esta planta no muera es regarla cuando veas que su tierra se ha secado. Y hacerlo teniendo la precaución de no encharcar la maceta. Fácil, ¿verdad?

Ficus Pumila

Ficus Pumila

Fuente

Otra variedad de ficus, que no tiene nada que ver con el ficus benjamina, es el ficus pumila. Su diferencia salta a la vista, porque sus hojas y tallos son mucho más pequeños. Por lo tanto, si no tienes mucho espacio o si no quieres que tu planta de interior llame demasiado la atención, apunta esta opción como una de tus favoritas.

El ficus pumila, además, es muy original. Se trata de una planta trepadora, así que con el tiempo verás cómo desciende a lo largo de su maceta para ir ocupando toda la superficie inferior. En cuanto a sus necesidades de humedad, bastará con que humedezcas sus hojas con un simple pulverizador.

Cactus

Cactus

Fuente

Sin duda, cualquier cactus es idóneo para tenerlo en el interior de una vivienda, ya que todos sabemos que se trata de una de las plantas más resistentes que existen. No en vano, son capaces de resistir las extremas condiciones que se dan en el desierto.

Es posible equiparar la resistencia de los cactus a la que tienen las plantas suculentas. Cualquiera de estos dos tipos de vegetales será capaz de aguantar en tu casa sin demasiados cuidados.

Per has de recordar que los cactus deben situarse en las zonas más iluminadas de la casa, para que puedan crecer de forma normal.

Schlumbergera

Schlumbergera

Fuente

Este es el nombre científico de lo que popularmente se conoce como Santa Teresita o cactus de Navidad. Se trata de una planta que ofrece todas las ventajas de un cactus (en cuanto a resistencia y durabilidad), con el añadido de que, más o menos en la época de Navidad, le nacen unas preciosas flores rosas en las puntas de sus tallos.

Si no te gusta este color, no te preocupes. También hay variedades que cuentan con flores blancas o rojas, por ejemplo. Y, si quieres que florezca más rápido, lo que tienes que hacer es colocarlo en una zona iluminada, aunque sea de manera indirecta.

Potus

Potus

Fuente

Ahora bien, si lo que quieres es encontrar una planta de interior resistente, capaz de crecer en poco tiempo, para poder disfrutar de todo su esplendor, el potus es tu compañero vegetal ideal. Tan solo proporcionándole el agua que necesita, lo verás crecer a una velocidad sorprendente, aunque no le dé apenas la luz del sol.

Es más, puedes incluso olvidarte de regarlo si lo colocas directamente en un recipiente con agua, sin tierra. O puedes optar por plantarlo de la forma habitual y meter uno de sus tallos en un pequeño recipiente con agua. Eso le bastará para ir aprovechándola conforma la necesite y, así, crecer a un ritmo vertiginoso.

Crassula ovata

Crassula ovata

Fuente

La crassula ovata o árbol de Jade llama particularmente la atención por sus carnosas hojas de color verde. Si la eliges, podrás tenerla en cualquier punto de la casa, porque aguantará perfectamente en todos los casos, incluso en el exterior. En otras palabras: es muy difícil que esta planta se estropee, porque es prácticamente inmortal.

Aunque no le prestes mucha atención e, incluso, aunque se te olvide que existe, ella seguirá viva y creciendo a su ritmo. Con el paso del tiempo, sus discretos tallos se convertirán en gruesas ramas que dominarán la estancia en la que se encuentre.

Peperomia

Peperomia

Fuente

¿Quieres una planta pequeña, resistente y original? Todas estas características las reúne la peperomia, una planta que se ha puesto recientemente muy de moda. Además, ofrece muchísimas variedades, aptas para todos los gustos. De hecho, entre ellas son tan diferentes que parecen plantas de especies diferentes.

Aguantan muy bien la falta de luz natural, aunque es verdad que necesitan algo más de agua que el resto de plantas que hasta ahora te hemos comentado. Y uno de sus rasgos más valorados es su faceta ornamental. Su apariencia suele ser tan llamativa que se escoge muchas veces por su capacidad para decorar espacios.

Dracaena

Dracaena

Fuente

Si lo que pretendes colocando en tu salón o dormitorio una planta de interior resistente es darle un toque exótico y natural al espacio, elige la dracaena o drácena de hoja fina. Su particular tallo (más bien tronco, cuando crece y se hace adulta) le dará a cualquier estancia un ambiente muy original.

Además, sus hojas finas crecen y se doblan hacia abajo recordando a una pequeña palmera. La mala noticia es que, si tienes mascotas, es mejor que escojas otro tipo de planta de interior. Porque esas hojas tan originales pueden ser a la vez tóxicas para los perros y los gatos.

Dracaena fragans

Dracaena fragans

Fuente

Hablamos en este caso de otro tipo de drácena, la dracaena fragans o, como se la conoce popularmente, tronco de Brasil. No es casual este sobrenombre, ya que es una planta de origen tropical y su tronco, más que a una planta de interior, recuerda a un árbol.

En cuanto a sus cuidados, no hay que regarla muy a menudo (solo cuando veas que la tierra se queda seca), pero sí que es necesario que le reserves un rincón con bastante luz, mejor indirecta, para que no se quemen sus hojas. Y, sobre todo, ten paciencia: no se trata de una planta que crezca muy rápido.

Cintas

Cintas

Fuente

Si existe una planta con tradición y usada desde hace años en multitud de hogares, esa es la cinta. Eso puede darnos una idea de lo fáciles que son de cuidar estas plantas, aunque existen algunas diferencias en función de la variedad de la que se trate. Por ejemplo, si sus hojas son rayadas en lugar de lisas, la planta necesitará una cantidad de agua mayor.

¿Una curiosidad? Antes era habitual referirse a las cintas con el sobrenombre de malas madres, porque esta planta “expulsa” a sus hijuelos (réplicas de sí misma que genera con el tiempo) a través de los tallos que más sobresalen de su estructura.

Espatifilo

Espatifilo

Fuente

Sin, duda, lo mejor de esta planta de interior resistente es que, además de unas hojas de color verde intenso, también da flor. Así que es una opción perfecta si quieres decorar con un toque algo más romántico y sofisticado. En esencia, sus originales flores recuerdan ligeramente a los lirios blancos.

Además, aparte de aguantar prácticamente cualquier circunstancia ambiental, se encargan de limpiar el ambiente en mayor medida que muchas otras plantas. Y es que este vegetal tiene la habilidad de captar y retener los elementos tóxicos del aire, que pueden ser perjudiciales para personas y animales, pero no para el espatifilo. Increíble, ¿no?

Un consejo: a la hora de regarla, aunque no requiere de mucha agua, sí que necesita que esta sea sin cal. De lo contrario, sus hojas se pueden secar.

Bromelia

Bromelia

Fuente

Como la bromelia lo que más demanda es luz indirecta, puede colocarse tanto al lado de una ventana en el interior de la casa, como en la zona más sombreada de cualquier balcón o terraza. ¿Lo mejor? Que no necesita mucha agua, ya que bastará con que la riegues o la humedezcas dos o tres veces por semana.

Esto último hay que tenerlo muy en cuenta, porque precisamente el exceso de agua y el hecho de que su tierra se encharque demasiado son las causas más habituales por las que las personas con poca experiencia botánica no consiguen que la bromelia florezca nunca. Pero, si lo consigues, habrá valido la pena: sus brácteas tienen un color fascinante.

Camadorea

Camadorea

Fuente

No es por azar que a la Camadorea se la conozca también con el nombre de palmera de salón. Y es que son muchos los salones en los que esta planta queda de maravilla. El motivo, entre otros, es que se trata de una planta tan fácil de mantener que prácticamente cualquiera puede hacerlo.

Otro apunte práctico es que, a pesar de ofrecer el aspecto de una palmera, su tamaño es bastante reducido si lo comparamos, por ejemplo, con muchos ficus. Así que podrás tener en tu casa una planta de lo más exótica sin que ello signifique renunciar a gran parte del espacio disponible.

Espina de cristo

Espina de cristo

Fuente

La espina de Cristo o corona de espinas (cuyo nombre científico es Euphorbia milii) es otra de las plantas de interior que cuentan con una larga tradición en la mayoría de los hogares. A ello contribuyen, sin ninguna duda, su fácil cuidado y las flores tan bonitas que da cuando ese cuidado ha sido el adecuado.

Demanda para ello bastante luz y, una vez hayas conseguido que florezca, te garantizamos que podrás disfrutar de su bonito aspecto durante mucho tiempo. Sus flores pueden durar, literalmente, toda la vida de la planta.

Y, como en muchos otros casos, sus flores más habituales son de color rojo, aunque también pueden verse en colores como el blanco o el rosa.

Aloe vera

Aloe vera

Fuente

El aloe vera, además de ser una planta suculenta muy resiste, ofrece un aroma muy característico y, si se quieren aprovechar algunos de sus tallos, proporciona unas propiedades muy interesantes para nuestro organismo. Y no solo interiormente: la piel y el pelo también pueden beneficiarse de los efectos de esta planta.

En lo que respecta a sus cuidados en el interior del hogar, lo que hay que tener en cuenta es que no necesita apenas luz ni humedad. Sobre la cantidad de humedad que demanda esta planta, hay que recordar que no es recomendable regarla demasiado, especialmente si hablamos de los meses más fríos.

Conclusión

Seguro que, tras leer este artículo, ya has elegido cuáles son las plantas de interior resistentes que prefieres para decorar y darle más vida y alegría a tu hogar.

En concreto, este tipo de plantas que te hemos presentado requieren muy pocos cuidados, así que su elección es apta también para inexpertos o para aquellos que no tienen tiempo suficiente para dedicárselo a sus plantas.