Stevia - Propiedades, beneficios y contraindicaciones

La mayor parte de nosotros conocemos a la stevia por sus propiedades como edulcorante natural, y se suele ignorar el resto de su potencial, que no es poco. Lejos de usarse únicamente como sustituto del azúcar en bebidas y numerosas recetas, son muchas más sus aplicaciones y también los beneficios que puede aportar a nuestro organismo.

Esta ‘hierba dulce’, además de permitir endulzar todas las comidas a las personas diabéticas, o a las que simplemente quieren limitar su ingesta diaria de azúcar y calorías, también proporciona una cantidad y variedad de nutrientes que merece la pena comentar. ¡Toma nota!

¿Cuál es el origen de la stevia?

Aunque su función edulcorante es en la actualidad su mejor carta de presentación, la planta de la stevia (cuyo nombre científico es Stevia rebaudiana) no comenzó a usarse en sus orígenes con este objetivo. Como ocurre con la mayoría de superalimentos, nuestros antepasados decidieron empezar a utilizarla con fines terapéuticos y medicinales.

Hace ya cientos de años que en Paraguay (su lugar de origen) y en otras regiones de Latinoamérica conocen y aprovechan todas las propiedades de la stevia, que es un tipo de arbusto perenne que no suele superar el metro de altura.

Su creciente popularidad ha hecho que su uso y su cultivo se extiendan a lo largo de todo el mundo, aunque en el caso de Europa es en países no demasiado fríos (por ejemplo, en España) donde mejor puede desarrollarse fuera de su hábitat natural.

Sus principales propiedades nutricionales

Es más que probable que la mayoría de personas conozcan a la stevia como el edulcorante con el que es posible endulzar la bebida y la comida sin ingerir ni un gramo de azúcar ni apenas calorías. Pero su aporte nutricional es mucho más amplio:

  • Contiene proteínas: la cantidad de proteínas que se considera que tienen 100 gramos de stevia ronda los 5 gramos, aunque siempre se habrá de tener en cuenta la variedad de stevia de la que se trate de entre todas las especies existentes.
  • Aporta vitaminas: su aporte en este sentido se centra en las vitaminas de los grupos A, B y E. También contiene vitamina C, muy importante por su poder antioxidante.
  • Proporciona minerales: los minerales más importantes que podemos encontrar en las hojas de stevia son el hierro, el calcio, el fósforo, el zinc y el potasio, además de magnesio y sodio.

¿Y cuáles son sus beneficios para el organismo?

Gracias a estas propiedades nutricionales, y también a los flavonoides de la stevia y a otros componentes vegetales, su consumo habitual puede aportarnos los siguientes beneficios:

Protege y ayuda al estómago

Tomando stevia de manera más o menos habitual, estaremos contribuyendo a que nuestro estómago esté más sano y experimentemos unas mejores y más ligeras digestiones, debido a su capacidad para producir jugos gástricos.

Además, la stevia es diurética, previene los problemas de estreñimiento y contiene anetol, un componente vegetal que es el responsable de que esta planta ofrezca tantos beneficios digestivos.

Es buena para la hipertensión

Las personas que tengan la tensión alta y quieran tratar de bajarla de forma natural, pueden recurrir a ayudas como la de la stevia, por su suave acción hipotensora. Por un lado, el steviosido, un compuesto presente en la stevia, ha demostrado ser eficiente en casos de hipertensión leve o equivalente al estadio 1.

Y, por otro lado, los minerales que contiene la stevia, especialmente el calcio, el potasio y el magnesio, así como la vitamina C, son nutrientes que pueden contribuir a reducir la cantidad de toxinas en el organismo e, indirectamente, mejorar la tensión arterial.

Tiene efectos positivos sobre el estrés y la ansiedad

El estrés y la ansiedad son dos males muy frecuentes en nuestros días y con muchas más consecuencias negativas de las que solemos pensar. Afortunadamente, existen alimentos y productos naturales que, por su combinación de nutrientes y componentes, pueden ayudarnos a reducir los niveles de estrés de forma natural.

Uno de estos productos naturales es la stevia, que además de contribuir a reducir la tensión alta, frecuente consecuencia del estrés psicológico, también es capaz de aumentar la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y regular correctamente los niveles de agua en el organismo, gracias a su contenido de potasio.

Y es que contar con un cuerpo sano y equilibrado en todos los aspectos es sin duda el primer paso para librarse del estrés y de la ansiedad.

Reduce el cansancio y la fatiga

Puede parecer contradictorio, pero la stevia sirve tanto para reducir el estrés como para luchar contra el cansancio y la fatiga. ¿Cómo? Logrando el equilibrio entre ambos. A pesar de que la stevia tiene un leve efecto estimulante en quien la toma, este no llega a ser perjudicial para las personas que lo que necesitan es reducir sus niveles de estrés.

Reduce la cantidad de glucosa en sangre

La stevia no solo es buena para mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre, algo especialmente importante para las personas diabéticas, sino que además puede llegar a reducirlos. La causa es el aumento de la secreción de insulina que se produce en el páncreas cuando se ingiere stevia.

Fortalece el sistema inmunitario

Este importante beneficio de la stevia tiene que ver con su poder antioxidante y con sus propiedades antibacterianas.

Nuestras defensas pueden verse incrementadas y fortalecidas gracias al consumo de esta planta en todas sus presentaciones, principalmente porque su interesante combinación de nutrientes hace que hablemos de un alimento con propiedades antioxidantes, sin duda básicas a la hora de mantener una buena salud interior y un mejor aspecto exterior.

Ejerce una acción vasodilatadora

Esto quiere decir que la stevia mejora la circulación de la sangre, propiciando que esta llegue mucho más fácilmente a los órganos y estos desarrollen mejor todas sus funciones. El motivo es que este alimento provoca un ensanchamiento de las paredes de las venas y de las arterias.

Tiene propiedades antibióticas

En líneas generales, podemos decir que la stevia inhibe y previene la aparición y el desarrollo de factores patógenos en nuestro organismo. Tanto es así, que tanto la salud dental como la curación de heridas cutáneas pueden verse favorecidas con el consumo de este vegetall.

Tenemos que recordar que los problemas dentales, y en concreto la placa dental, se producen por culpa de una excesiva acumulación de residuos, ácidos y bacterias que se diluyen en la saliva. Por eso la stevia puede reducir su incidencia, mucho más si existe un contacto directo del producto con la boca, como el que se consigue a través de pastas de dientes o enjuagues bucales.

Por otra parte, las células epiteliales (que recubren la piel y nos protegen de ciertas enfermedades) se verán también reforzadas. Este efecto será mucho más potente si se aplica la stevia directamente sobre la piel, a partir de cremas o mascarillas, en cuyo caso se contribuirá a curar la dermatitis, los eczemas o el acné.

Previene la aparición de hongos

Es especialmente conocida la eficacia de la stevia para combatir ciertos hongos, como el hongo Cándida, que causa la candidiasis. Esta enfermedad provoca, entre otros molestos efectos, picor, escozor, dolor, náuseas o vómitos. Cuando se padece esta infección, está totalmente contraindicado tomar ciertos edulcorantes, como el azúcar.

El motivo es que esta infección surge cuando el hongo provoca la fermentación del azúcar en el estómago. La stevia se convierte entonces en un sustitutivo ideal para no dejar de disfrutar del sabor dulce de las comidas, pues este hongo no es capaz de procesarla.

Favorece al corazón

Este beneficio tiene que ver principalmente con la función reguladora de la stevia, que también afecta al ritmo cardíaco y a la presión arterial. Este es un efecto que puede aumentar en buena medida nuestros niveles de bienestar interior, por no hablar de la utilidad que tendrá para las personas que sufren arritmias o taquicardias.

¿Cómo ayuda la stevia a las personas que quieren adelgazar?

La stevia tiene una cantidad insignificante de calorías (entre 0 y 5 por cada 100 gramos, en función de la variedad de la que se trate), por lo que utilizarla para endulzar cualquiera de tus platos no supondrá ningún problema si lo que quieres es adelgazar.

Simplemente con sustituir en la mayoría de los casos el azúcar por la stevia ya estarás contribuyendo a que la pérdida de peso sea más rápida, puesto que se trata de un edulcorante natural que no engorda.

Es por este motivo que cada vez más personas se animan a tomar infusiones de stevia, que además contribuirán a generar una sensación de saciedad que hará que puedan comer menos sin pasar demasiada hambre. Además, la stevia es diurética.

Y, si hablamos de casos de obesidad, la stevia es todavía más provechosa, pues ayuda a mitigar problemas derivados del sobrepeso, como pueden ser la hipertensión o los problemas digestivos o estomacales.

¿Y a los diabéticos?

Para las personas diabéticas los beneficios de tomar stevia son todavía más destacables. Y es que estimula la producción de insulina, que es la encargada de limitar los niveles de azúcar en sangre.

Por lo tanto, la tasa de glucemia se verá rebajada con el consumo de stevia, razón suficiente para que los diabéticos la utilicen de forma habitual en lugar del azúcar, obteniendo prácticamente los mismos resultados en cuanto a sabor.

Las más comentadas contraindicaciones de la stevia

Lejos de existir unanimidad respecto a los beneficios de la stevia que hasta ahora te he comentado, son muchas las voces que consideran que sus contraindicaciones o posibles efectos adversos pesan más que sus ventajas. Pero hablamos todavía de un debate abierto, con muy pocas evidencias científicas.

En primer lugar, se la relaciona en ocasiones con posibles problemas de fertilidad. Pero esas relaciones se establecen tan solo en algunos estudios, mientras que en otros lo que se sostiene es que esta planta no tiene absolutamente ningún efecto sobre las posibilidades de concepción.

El steviosido podría ser el responsable de la reducción de la cantidad de espermatozoides y también de los niveles de testosterona, pero hay que tener en cuenta que otras investigaciones niegan estas teorías.

En segunda lugar, y rodeadas también de controversia, existen algunas investigaciones que defienden que la stevia podría causar genotoxicidad. Esto quiere decir que podría llegar a causar cambios en la información genética de los seres humanos o incluso, en los peores casos, provocar cáncer.

Pero, además de que no se trata de estudios concluyentes ni cuentan con el consenso de la comunidad científica, también es cierto que en ambos casos sería necesario consumir grandes cantidades de stevia para poder llegar a experimentar los comentados efectos secundarios.

En este sentido, no es mala idea seguir los consejos de la OMS (Organización Mundial de Salud) que establece el límite máximo diario recomendable en 4 miligramos por cada kilo de peso corporal.

La stevia como edulcorante: su principal aplicación

Lo primero que tienes que saber si deseas recurrir a la stevia como edulcorante es que esta puede llegar a endulzar tus platos y bebidas hasta 200 veces más que el azúcar. Esta es una de las principales razones por las que cada vez es más utilizada, sumada al hecho de que se trata de un edulcorante natural que no engorda prácticamente nada.

Su aplicación como edulcorante es idéntica a la que puede tener el azúcar, de forma que puedes utilizarla para dar un sabor más dulce a tus bebidas (té, café, zumos de frutas) y a tus recetas favoritas (postres, bizcochos, galletas, helados).

Otros usos de la stevia

Infusiones de stevia

La infusión preparada a base de stevia es otra de las aplicaciones más frecuentes de esta planta, a la que además se le puede añadir otras, como menta, tomillo o poleo. Así, combinarás todos sus beneficios. Solo tendrás que hervir las diferentes hojas en agua y después colar el líquido. ¡Listo para disfrutar!

Y si lo que quieres es aprovechar las propiedades curativas que la stevia puede ejercer sobre la piel, solo habrá que aplicar un poco del líquido resultante de la infusión en la zona afectada, ayudándote con una esponja o un algodón.

La stevia en la agricultura

Fue por casualidad como se descubrió que la stevia puede ser beneficiosa también para el cultivo y crecimiento de otras especies vegetales.

Desde el año 2008 se utiliza para aumentar la producción agrícola gracias a su capacidad para sanear el suelo, para aumentar la resistencia de las plantas ante posibles ataques naturales o plagas y para prevenir que sufran enfermedades o que se caigan o pudran sus frutos.

Conclusión

En definitiva, la stevia se encuentra actualmente rodeada de polémica por sus posibles efectos adversos para la salud de las personas, pero son muchos los que, en cambio, deciden disfrutar de los numerosos beneficios que esta planta originaria de Paraguay puede aportar al organismo.

Si te animas a usarla, estarás decantándote por un edulcorante natural con calorías casi inexistentes y que es capaz de endulzar en gran medida cualquier preparado con muy poca cantidad de producto. Además, sus hojas puedes utilizarse también para elaborar sabrosas y saludables infusiones que pueden ayudarte a adelgazar y a curar infecciones.