Hierba de trigo - Propiedades y Beneficios para la salud

Hierba de trigo

La hierba de trigo (muy conocida también como ‘pasto de trigo’, ‘trigo verde’ o ‘wheatgrass’, en inglés) es una hierba que nada tiene que ver con el trigo, tal y como lo conocemos de manera tradicional. Te hablo, en realidad, de los primeros brotes del trigo, los que se recolectan antes de que lleguen a estar maduros y secos.

¿Sabías que la hierba de trigo es capaz de mitigar o incluso eliminar los síntomas de enfermedades como la artritis, la anemia o la diabetes? Si quieres conocer estos y otros muchos beneficios de este vegetal, no te pierdas este artículo.

El cóctel nutricional de la hierba de trigo

Este cereal, cuyos orígenes se sitúan en la región del mar Mediterráneo, concretamente en la antigua Mesopotamia, aporta numerosos nutrientes y beneficios para la salud en general y el bienestar en particular.

Especialmente, la hierba de trigo proporciona una combinación muy poderosa de nutrientes, que la convierten en una gran aliada para combatir enfermedades, retrasar el envejecimiento y mejorar la salud del organismo, aportándole una mayor cantidad de energía y vitalidad.

Todas las propiedades de la hierba de trigo

La hierba de trigo presenta, en su mayor parte, las mismas propiedades nutricionales que el trigo en forma de cereal, pero con una diferencia: todos ellos se ven potenciados, y se complementan con la presencia de 19 tipos diferentes de aminoácidos y aproximadamente 30 enzimas. Y, lo que es aún más importante, un 70 % de su contenido es clorofila. Además:

  • Aporta proteínas: para que te hagas una idea de su poder proteico, la hierba de trigo proporciona hasta tres veces más proteínas que la carne.
  • Tiene una gran cantidad de vitaminas: las vitaminas que más destacan en la hierba de trigo son la C y la A. De hecho, este alimento contiene más vitamina C que la naranja y más vitamina A que las zanahorias, ambos alimentos conocidos por su aporte nutricional en este sentido. Pero, además, contiene vitaminas de los grupos B, H y K.
  • Proporciona minerales: sin duda, los más valiosos minerales de la hierba de trigo son los alcalinos, verdaderamente útiles para mejorar el funcionamiento general del organismo. Estos son, por ejemplo, el calcio, el zinc, el hierro, el sodio, el potasio y el magnesio.

A todo esto hay que añadir la potente acción de las enzimas presentes en la hierba de trigo, entre las que destacan la lipasa, la amilasa, la proteasa y el citrocomo oxidasa. Esta increíble combinación facilita las digestiones, ejerce una acción antioxidante y propicia la eliminación de la grasa.

Pero veamos más en detalle todos los beneficios que se pueden obtener a través del consumo regular de hierba de trigo.

¿Qué beneficios aporta la hierba de trigo?

Lo que realmente aporta valor a este alimento son los sorprendentes beneficios que quien lo tome puede obtener. A continuación, los más importantes:

Equilibra los niveles de pH

El pH (o potencial de hidrógeno) es un indicador de los niveles de alcalinidad o acidez que hay en el cuerpo, que están directamente relacionados con la cantidad de hidrógeno en el organismo.

Se trata de un concepto realmente importante, pues de su medición (que va desde el 0 hasta el 14) depende en gran medida el bienestar que podamos experimentar en nuestro interior. Se ha demostrado que, con un mayor nivel de pH, es decir, con una mayor alcalinidad en el cuerpo, este será capaz de desarrollar mejor todas sus funciones.

La hierba de trigo puede convertirse en una ayuda esencial en este aspecto, pues tiene importantes propiedades alcalinas que hay que tener en cuenta.

Es buena para combatir la anemia

El jugo de hierba de trigo, por encima de cualquier otra solución, ha resultado ser eficaz en numerosos estudios a la hora de crear glóbulos rojos. La responsable de este beneficio es la clorofila, que además presenta la misma estructura de moléculas que la sangre.

Este punto es vital a la hora de combatir la anemia, como también lo es su alto contenido en hierro.

La pueden tomar las personas diabéticas

Y no solo eso, sino que además los diabéticos podrán ver sus niveles de azúcar en sangre reducidos si consumen de forma regular hierba de trigo, según han demostrado numerosas investigaciones. Y es que su consumo dificulta la asimilación los carbohidratos, que son en parte responsables del incremento de la cantidad de azúcar presente en el organismo.

Reduce la tensión alta

Las personas hipertensas también tienen a su disposición una importante ayuda en la ingesta de hierba de trigo, sobre todo gracias a su contenido en proteínas y clorofila.

Fortalece las defensas

Por sus propiedades alcalinas, el sistema inmunológico también puede verse reforzado si se toma hierba de trigo de forma más o menos regular. Más especialmente, el jugo o zumo de hierba de trigo puede hacer que nuestro organismo esté más protegido frente a los virus y las bacterias. A ello también contribuyen minerales como el zinc y el hierro.

Previene la aparición y el crecimiento de hongos

En línea con su poder para fortalecer las defensas, la hierba de trigo sirve también para prevenir la aparición y el desarrollo de hongos en el organismo. Estos microorganismos son los causantes de muchas y muy variadas enfermedades. Como ejemplo, las mujeres que sufren candidiasis pueden encontrar en este alimento un claro aliado.

Combate la artritis

Si tienes artritis y, en consecuencia, padeces frecuentes dolores e inflamaciones de los huesos, esto te interesa. Puedes reducir esas molestias consumiendo hierba de trigo o, si lo prefieres, aplicando una solución líquida a base de este vegetal en las zonas que más dolor te produzcan, como pueden ser las rodillas y los hombros.

Además, hay que tener en cuenta que esa misma solución contribuirá a mejorar la circulación de la sangre y, por lo tanto, también prevendrá la aparición de varices.

Es depurativa

Debido a su acción depurativa, gracias a la cual es capaz de eliminar las toxinas del organismo, la hierba de trigo es útil para prevenir enfermedades relacionadas con el hígado y el colon.

Asimismo, si habitualmente sufres acidez estomacal o tus digestiones resultan excesivamente largas y pesadas, la capacidad depurativa de la hierba de trigo también puede ayudarte.

Es antioxidante

Por todos es conocida la negativa influencia que tienen los radicales libres en nuestras células y en todo nuestro organismo. Consumir de forma frecuente alimentos antioxidantes puede hacer que nos sintamos y parezcamos más jóvenes durante más tiempo, pero también nos ayudará a prevenir un gran número de enfermedades.

En este sentido, la hierba de trigo es altamente eficaz, según se ha logrado demostrar en varios ensayos y experimentos.

La hierba de trigo ayuda a adelgazar

Por si todo lo anteriormente comentado fuera poco, la hierba de trigo también es útil si lo que pretendes es perder peso. En primer lugar, por las pocas calorías que supone su ingesta: tan solo 21 calorías por cada 100 gramos de producto.

Pero, además, este alimento puede ser útil para aquellos que pretenden adelgazar porque aporta grandes dosis de energía al organismo, lo que a su vez puede hacer que aumente tu resistencia y tu rendimiento físico en los entrenamientos.

En algunos casos los problemas de peso vienen derivados por un mal funcionamiento de la glándula tiroides. Si esto sucede, recurrir a la hierba de trigo sería una buena idea, porque contribuye a la estimulación de esta glándula tan importante.

¿Pueden tomar hierba de trigo los intolerantes al gluten?

La respuesta, si uno no profundiza mucho en el tema, podría ser que no. Por todos es sabido que el trigo es el primer alimento que los celíacos deben eliminar de su dieta, por su alto contenido en gluten. Por lo tanto, cabe esperar que ocurra lo mismo con la hierba de trigo.

Pero nada más lejos de la realidad: por su proceso de recolección, la hierba de trigo todavía no presenta gluten en su composición, por lo que es completamente apta para el consumo por parte de los que sufren intolerancia o alergia a este componente.

Y es que, de hecho, se ha definido al jugo de hierba de trigo como el vegetal más fresco que podemos llegar consumir.

Las contraindicaciones de la hierba de trigo

Aunque la hierba de trigo trae consigo un sinfín de beneficios y efectos positivos para el cuerpo, es posible que aparezcan contraindicaciones si se dan una serie de circunstancias.

Uno de los efectos negativos que pueden producirse es el dolor de cabeza, a causa precisamente del proceso desintoxicante al que se ha visto sometido el organismo.

Esa desintoxicación se produce al eliminarse, entre otros, los restos de metales pesados y los residuos y las impurezas metabólicas que se han ido almacenando en el cuerpo a causa de cierto tipo de alimentación y de la contaminación.

Como te puedes imaginar, este es un proceso complejo que además de dolor de cabeza puede provocar fiebre y, en general, malestar. Por otro lado, pueden sentirse náuseas, dolor de estómago o diarrea.

Pero ten en cuenta que todos estos síntomas hacen acto de presencia sobre todo cuando se comienza de forma repentina a tomar grandes dosis de hierba de trigo. Es por este motivo, para evitar sus posibles contraindicaciones, que se aconseja empezar a consumir la hierba de trigo muy poco a poco.

Por ejemplo, puedes comenzar con dos cucharaditas pequeñas, que deberías tomar junto a las comidas principales. Si te sientan bien, podrás ir aumentando la dosis diaria paulatinamente.

Usos adicionales de la hierba de trigo

Hasta ahora te he hablado de la hierba de trigo como alimento y de sus muchos beneficios nutricionales, que se relacionan con las principales funciones del organismo. Pero debes saber que este vegetal tiene otros usos relevantes, aparte del alimenticio.

Hierba de trigo para los dientes

Para mejorar el aspecto de los dientes y, ante todo, eliminar problemas como la caries o la sensibilidad dental, puedes preparar o comprar un jugo a base de hierba de trigo y realizar enjuagues con él. También puede ser buena idea aplicar directamente la hierba de trigo en encías y dientes.

Hierba de trigo para la piel

Si lo que quieres es mejorar el aspecto de piel, para que tenga una apariencia más joven y sana o para tratar de forma localizada algún problema cutáneo, como las espinillas o el acné, la hierba de trigo puede ayudarte.

Muchas personas y marcas ya lo saben, por eso existen cada vez más jabones, lociones, mascarillas y productos limpiadores que contienen en su solución extracto de hierba de trigo. Y es que, entre otros efectos positivos, puede llegar a regenerar o cicatrizar de forma mucho más rápida los tejidos.

Hierba de trigo para el pelo

En muchas ocasiones nuestro cabello presenta un aspecto más seco, más dañado. Esto es debido a la acumulación de células muertas en el cuero cabelludo. Cuando estas se eliminan, gracias a la aplicación de soluciones hechas a base de hierba de trigo, se consigue acelerar el crecimiento del pelo, aportarle mucho más brillo y prevenir su caída.

Hierba de trigo para la congestión nasal

Como ocurre con otras hierbas, por ejemplo con la manzanilla o el tomillo, la hierba de trigo es capaz de mejorar los procesos gripales y, muy especialmente, reducir la congestión nasal.

Para comprender este efecto, primero hay que saber que la congestión de las fosas nasales se produce por una acumulación especial de toxinas. Y, para poder usar la hierba de trigo con el objetivo de reducir esa congestión y fluidificar el moco, lo que se debe hacer es inhalarlo, o bien utilizarlo en forma de jugo.

Hierba de trigo para los malos olores

Aunque no lo creas, este magnífico vegetal también puede servirte para reducir o eliminar los malos olores corporales y orales (es decir, el mal aliento). Una vez más, son sus propiedades desintoxicantes las encargadas de desempeñar esta función, que se puede conseguir con enjuagues o bien aplicando la hierba directamente sobre la zona a tratar.

¿Cómo se puede tomar la hierba de trigo?

Si nos centramos en la utilidad de la hierba de trigo como alimento, a continuación te doy algunas ideas para consumirla de forma fácil y apetecible. Gracias a que se digiere de forma muy ligera (tan solo necesitarás unos minutos), puedes tomarla en cualquier momento, y uno de mis favoritos es en ayunas, a primera hora de la mañana.

Zumo de hierba de trigo

Sin duda, la mejor forma de consumir la hierba de trigo en ayunas es licuada en un delicioso zumo natural. Tan solo tendrás que introducir los brotes en una licuadora, junto a otros vegetales o frutas, si te apetece combinarlos. Y no te olvides de colar el líquido, pues su pulpa no es comestible.

Té de hierba de trigo

Para hacer té con esta hierba primero tienes que secarla. Puedes deshidratarla con tu propio instrumental o bien comprarla ya seca. Una vez la tengas lista, con la ayuda de un mortero hazla polvo y añade agua hirviendo. Tras esperar unos minutos, tendrás listo un té de lo más saludable.

Hierba de trigo en polvo

Por supuesto, también puedes usar la hierba de trigo en polvo (molida por ti o comprada en tiendas) para incluirla en muchas de tus recetas. De esta forma, disfrutarás de todos sus beneficios casi sin darte cuenta.

Hierba de trigo en cápsulas

Y, si lo que quieres es una alternativa rápida y cómo para tomar hierba de trigo cada día, piensa en adquirir unas cápsulas que contengan este vegetal, de las muchas que hay en el mercado.

Conclusión

La hierba de trigo es mucho más que un alimento saludable. Aparte de proporcionarte múltiples beneficios nutricionales, es capaz de ayudarte durante los procesos gripales, mejorar el aspecto de tu piel y de tu pelo y potenciar tu salud bucal. Y, por supuesto, es apto para las personas que desean adelgazar y para aquellas que no toleran bien el gluten.

Si todavía no lo has probado, puedes incluirlo en tu dieta de forma progresiva y de muchas y muy variadas maneras. ¡No te arrepentirás!



Categorías: