Semillas de girasol - Propiedades y beneficios para la salud

Girasol, jáquima, mirasol, maíz de teja, calom, maravilla, tlapololote… Son muchos los nombres por los que se conoce alrededor del mundo a la planta que nos proporciona esas maravillosas semillas que podríamos estar comiendo durante horas: las pipas.

semillas de girasol

Seguro que muchas veces has tomado pipas o semillas de girasol sin ser realmente consciente de que lo que estás ingiriendo es, en realidad, un alimento altamente nutritivo y con muchos y muy variados beneficios para la salud.

¿Sabías que estas semillas se consumen desde hace más de 4.000 años y que una de sus propiedades más importantes es la energía que nos puede proporcionar? De todo esto y mucho más te hablaré a continuación.

Las semillas de girasol: un cereal con mucha historia

girasoles

Todos utilizamos el aceite de girasol a diario en la cocina, o comemos pipas cuando tenemos hambre o ganas de picar entre horas. Sin embargo, muy pocos conocen el origen y la historia de esta planta y sus semillas.

La primera vez de la que se tiene constancia del uso se las semillas de girasol es, aproximadamente, en el año 2600 antes de Cristo, en México. En general, sus primeros usos se vinculan preferentemente al continente americano, aunque hoy en día podemos encontrarlas en cualquier punto geográfico del mundo.

Básicamente, se consumían molidas y se usaban para elaborar una especie de pan. Se trataba de una alimento muy valorado, pues para los aztecas y para los incas el girasol representaba al dios del sol.

Sin lugar a dudas, las semillas de girasol más conocidas son las grises con rayas de color blanco. No obstante, existen muchas otras variedades, como las semillas de girasol amarillas, blancas o rojas.

Principales propiedades de las semillas de girasol

semillas de girasol con cascara

A grandes rasgos, podemos decir que todas las semillas de girasol tienen las siguientes propiedades nutricionales:

  • Son una importante fuente de vitaminas: sobre todo, destaca la cantidad de vitamina E presente en estas semillas, que es conocida también como la vitamina de la juventud, por sus propiedades antioxidantes y de antienvejecimiento.
  • También contienen minerales: el potasio, el fósforo, el calcio y el magnesio son los minerales más importantes que encontramos en las semillas de girasol, unos nutrientes que llevan a cabo diversas funciones esenciales para el correcto funcionamiento del organismo.
  • Proporcionan una cantidad significativa de proteínas: las proteínas son esenciales para el crecimiento y el fortalecimiento de todo nuestro cuerpo y, al contrario de lo que muchos creen, hay muchos vegetales, como las semillas de girasol, que nos pueden proporcionar una cantidad nada desdeñable de estos nutrientes.
  • Sus grasas son saludables, es decir, son ácidos grasos insaturados: popularmente conocidas como ‘grasas buenas’, sirven para garantizar el correcto funcionamiento del sistema cardiovascular, el sistema nervioso y la salud en general.

Conocer la información nutricional de las semillas de girasol, por cada 100 gramos de producto, puede ayudarte a tener una visión general de todos sus beneficios:

  • 22 miligramos de vitamina E.
  • 100 miligramos de calcio.
  • 730 miligramos de potasio.
  • 595 miligramos de fósforo.
  • 395 miligramos de magnesio.
  • 28 gramos de proteínas.
  • 47 gramos de ácidos grasos insaturados.

¿Qué beneficios obtenemos de las semillas de girasol?

Por si conocer las propiedades nutricionales de las semillas de girasol no es suficiente para darte cuenta de su valor, a continuación te explico qué beneficios podemos obtener de su consumo habitual:

Mejorar la circulación sanguínea

Los problemas derivados de una mala circulación de la sangre podrán prevenirse al tomar de forma frecuente semillas de girasol, ya que sus ácidos grasos tienen precisamente esa función, entre muchas otras: disminuir el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, como pueden ser los infartos.

Según algunos estudios, este beneficio también puede deberse a la presencia de vitamina E en este tipo de semillas.

Reducir el colesterol

En relación con el punto anterior, los niveles de colesterol pueden reducirse con la ayuda de las semillas de girasol, algo a lo que también contribuirá la fibra presente en las pipas.

Beneficiar al sistema nervioso

Si quieres que las horas de estudio te resulten más productivas o que tu memoria no te juegue malas pasadas en los momentos más clave, tomar alimentos ricos en magnesio y fósforo, como las semillas de girasol, es una muy buena idea.Obtener más energía y vitalidad

Hay muchas opciones para obtener más energía para el día a día, en el caso de que te encuentres cansado o débil con frecuencia. En concreto, con las pipas, obtendrás esa energía de forma totalmente natural y saludable. La vitamina B1, también conocida como tiamina, contribuye, entre otras cosas, a combatir la fatiga crónica.

Aumentar nuestras defensas

El sistema inmunológico también se verá beneficiado al tomar de forma habitual semillas de girasol. Con su ayuda, mantendremos alejados los virus y nos protegeremos frente a resfriados o cualquier otra afección relacionada, gracias al ácido fólico, entre otros nutrientes.

Combatir el exceso de glucosa en casos de diabetes

El exceso de azúcar en la sangre puede reducirse consumiendo alimentos como las semillas de girasol. Es habitual que las personas diabéticas tengan carencia de algunos minerales, sobre todo de cromo y zinc. Las pipas cuentan con estos nutrientes, así que pueden convertirse en una buena opción si se padece diabetes.

Combatir la osteoporosis y otros problemas óseos

Al contener una significativa cantidad de calcio, las semillas de girasol pueden servir para combatir la osteoporosis y para prevenir o frenar la descalcificación de los huesos.

Esto puede servir también para evitar futuras roturas o fisuras de los huesos, algo especialmente interesante si hablamos de mujeres con menopausia, pues se trata una etapa en la que este problema suele aparecer con más intensidad.

Protegernos frente a la enfermedad y los signos del envejecimiento

Los antioxidantes que contienen las pipas (esto es, una poderosa combinación de vitaminas y minerales) harán que nuestro organismo se encuentre más protegido frente a enfermedades tan importantes como el cáncer, y más fuerte para afrontar los diferentes procesos de envejecimiento en el cuerpo.

Facilitar las digestiones y aliviar el estreñimiento

No hay nada como recurrir a un remedio natural si sufrimos problemas estomacales o pesadas digestiones, y las pipas son una buena opción. ¿Los motivos? La cantidad de fibra alimentaria que contienen. Consúmelas crudas y sin cáscara cada día (preferiblemente por la mañana) y notarás la diferencia.

Aquí tienes un consejo por si quieres convertirlo en tu rutina matutina: muele dos cucharadas de semillas y mézclalas con agua muy caliente. Bebe la mezcla antes de desayunar y notarás cómo tu estómago lo agradece.

¿Tienen muchas calorías las semillas de girasol?

Si estás tratando de adelgazar, seguro que te estarás preguntando cuántas calorías tienen las pipas y si tomarlas es bueno para perder peso. Pues bien, toma nota: 100 gramos de estas semillas, en crudo, aportan unas 580 calorías y, aun así, pueden ayudarte a la hora de adelgazar.

¿Por qué? Porque la totalidad de las grasas que contienen son insaturadas, lo que quiere decir que contribuyen a regular el colesterol en la sangre, como ya hemos comentado, y por tanto a también a controlar el peso corporal.

Por otro lado, la fibra contenida en cada semilla de girasol es la responsable de activar el sistema digestivo y promover digestiones más rápidas y completas, eliminando más fácilmente los residuos de nuestro organismo por su capacidad depurativa.

Por último, este mismo nutriente provocará que sintamos, unos pocos minutos después de haber tomado las semillas, una sensación de saciedad que nos ayudará a comer menos durante las horas siguientes.

Las semillas de girasol y la práctica deportiva

Sin duda, las personas que practican deporte de forma ocasional o profesional pueden optar por comer una buena cantidad de pipas unos momentos antes de iniciar el entrenamiento o la competición.

Estas semillas contienen importantes cantidades de potasio y magnesio, elementos fundamentales para cualquier persona que vaya a realizar esfuerzos físicos a lo largo del día, ya que aportan mucha energía y además aumentan el rendimiento.

Por otra parte, tanto las proteínas como las grasas que contienen las pipas son también vitales si vas a realizar algún tipo de ejercicio físico.

¿Cómo influyen las semillas de girasol durante el embarazo?

El ácido fólico es un nutriente fundamental en el caso de las mujeres embarazadas, y es especialmente positivo consumirlo antes de la concepción y durante la primera parte del embarazo, para que todo el proceso se desarrolle de manera normal y el bebé se forme bien y nazca sano.

Por eso, si estás intentando quedarte embarazada, aunque aún no lo estés, será bueno que prestes atención al consumo que haces de este nutriente, para así prevenir algunos problemas, como por ejemplo los daños en la espina dorsal del feto.

Por otra parte, algunas vitaminas, como la vitamina E, y algunos minerales, como el zinc, serán de gran ayuda en la formación de la placenta y también para la formación del propio bebé. La vitamina E, además, contribuirá al fortalecimiento de los huesos y los músculos tanto de la madre como de su bebé, y se encargará de que el suministro de oxígeno sea el adecuado.

Y, si todavía no estás embarazada, pero quieres estarlo, debes saber que tanto la vitamina B6 como la vitamina B12 son consideradas como potenciadoras de la fertilidad. Mientras la vitamina B6 actúa sobre la mujer, el hombre se beneficia, en este sentido, de la vitamina B12.

¿Qué contraindicaciones produce el consumo de las semillas de girasol?

Todos los efectos secundarios o posibles contraindicaciones que pueden tener lugar al comer pipas tienen que ver con un consumo excesivo de estas semillas. Y es que, aunque contienen muchos nutrientes, tomarlos en cantidades superiores a las recomendadas puede suponer un riesgo para la salud.

Utilizando como ejemplo al fósforo, un consumo excesivo de este mineral puede tener una reacción contraproducente y provocar que los tejidos se vean perjudicados o que incluso se vea afectada la función renal.  

Por su parte, el selenio de las semillas de girasol, consumido en dosis muy altas, puede hacer que se debiliten algunas partes de nuestro cuerpo, como las uñas y el pelo, y que comencemos a sentirnos más cansados e irritables.

Por último, tomar demasiadas pipas a diario sí puede hacer que tomemos peso de forma más o menos rápida, y la acción depurativa que hemos comentado anteriormente puede eclipsarse a causa de la retención de líquidos que puede producir el exceso de sodio, otro mineral que contienen estas pipas.

Como ves, todos los efectos negativos derivados de tomar semillas de girasol están motivados por un consumo demasiado alto. En este sentido, es importante que conozcas cuál es la cantidad diaria recomendada de este alimento: nunca más de 30 gramos.

Otras utilidades de las semillas de girasol

semillas de girasol y aceite

Para la piel

De nuevo, la vitamina E es la protagonista, y la que propicia que estas semillas sean cada vez más utilizadas en los tratamientos y rituales de belleza. Y es que este nutriente rejuvenece no solo a nivel interno, sino también a nivel externo, haciendo que nuestra piel luzca más tersa y reluciente.

¿Cómo puedes aprovechar este beneficio? Mezclando las semillas tostadas y molidas con un poco de agua, y aplicando la solución sobre la piel.

Para el cabello

El zinc que contienen las pipas puede ayudar, por un lado, a que nuestro pelo crezca de forma más rápida y, por otro lado, de nuevo la vitamina E será la encargada de rejuvenecer y fortalecer el cabello, evitando así su caída. A esto también contribuirá la vitamina B presente en las semillas de girasol.

Por último, todos los ácidos grasos que se incluyen en las semillas de girasol sirven para aportar hidratación, brillo y suavidad al cabello.

¿Cómo tomarlas?

Semillas de girasol al natural o tostadas

Si te has convencido de las ventajas de tomar semillas de girasol y quieres conocer de qué formas puedes tomarlas para aprovechar todos sus beneficios, lo principal que tienes que saber es que, si las tomas al natural o simplemente tostadas, aprovecharás todos sus nutrientes.

Así, podrás utilizarlas en la elaboración de ensaladas, cremas o sopas, o simplemente tomarlas solas, como un aperitivo.

Harina y leche de girasol

Si, en cambio, decides molerlas, lo que obtendrás será una especie de mezcla o masa que podrás utilizar como harina para hacer pasta, pan o cualquier postre que la necesite. Y, al mezclarla con agua caliente, lo que obtendrás será lo que se conoce como leche de semillas de girasol, muy útil para preparar batidos de frutas de lo más energéticos.

La infusión de semillas de girasol

No olvides, por último, que también es posible preparar con las semillas de girasol un delicioso té o una infusión. Tan solo tendrás que dejar hervir durante unos 15 o 20 minutos una buena cantidad de semillas y disfrutar del líquido restante cuando aún esté caliente.

Conclusión

Todos conocemos las pipas o las semillas de girasol, lo que no es tan popular es todo lo que este alimento nos puede aportar. Ahora ya sabes que tomar unos 20 0 30 gramos de pipas al día no solo te permitirá disfrutar de un buen aperitivo o aderezo para tus recetas, sino que además te beneficiará nutricionalmente hablando.

No dudes en incluir estas semillas como parte de tu dieta e incluso para llevar a cabo tus rituales de belleza, pues todos sus nutrientes te ayudarán a mantenerte más joven y saludable.



Categorías: