Chlorella - Propiedades, beneficios y contraindicaciones

La chlorella, conocida científicamente como Chlorella vulgaris, es un tipo de alga que crece habitualmente en agua verde. Si todavía no has oído hablar de ella, lo primero que deberías saber es su principal cualidad y por la que es más mundialmente conocida: su poder para desintoxicar el organismo.

Pero, lejos de terminarse aquí el potencial de la chlorella, este alga cuenta con muchas más propiedades. Gracias a su altísimo contenido en clorofila y a su interesante mezcla de nutrientes, muchos sostienen que es capaz de prevenir y curar una gran cantidad de enfermedades o problemas de salud.

Si quieres conocerlo todo sobre este superalimento, no te pierdas este artículo.

¿Qué propiedades tiene la chlorella?

Para entender bien lo que es capaz de hacer la chlorella por ti, antes es necesario que conozcas cuáles son sus principales propiedades nutricionales y cuáles de sus nutrientes destacan más en su composición:

  • Proteínas: el valor del contenido proteico de la chlorella reside en la cantidad de aminoácidos esenciales que contienen. Concretamente, cuenta con 19 de los 22 aminoácidos existentes, y estos son parte indispensable en un gran número de procesos biológicos. Y, en el caso de la chlorella, el 60 % de su composición es proteína, una cifra nada desdeñable.
  • Ácidos grasos poliinsaturados: la grasa de origen vegetal que podemos encontrar en la chlorella supone el 9 % de todo su contenido. Gracias a esos ácidos grasos, el cuerpo es capaz de funcionar de forma óptima.
  • Clorofila: estamos ante el alimento que más clorofila contiene del mundo. ¿Para qué sirve esto? Según algunos estudios, para prevenir el cáncer o incluso para mejorar su evolución, entre otros beneficios.
  • Minerales: los minerales que destacan en la chlorella son, principalmente, el hierro, el zinc, el magnesio y el fósforo.
  • Vitaminas: las vitaminas más importantes de la chlorella son de los grupos A, B y E.

La vitamina B12 de la chlorella

Una de las vitaminas del grupo B que contiene la chlorella, la vitamina B12, merece una mención aparte. Otros superalimentos que en principio contenían de forma asimilable este importante nutriente, que sirve para mantener estable el sistema neuronal, son la soja y la espirulina. Pero, lamentablemente, este hecho ha quedado desmentido.

No es el caso de la chlorella, y ahí radica precisamente su valor. Un estudio realizado por la Universidad de Virginia ha logrado esclarecer que la chlorella contiene vitamina B12 de forma activa, es decir, que puede ser perfectamente asimilable por el organismo humano.

Esto, sin duda, aporta a este alga un valor incalculable, ya que este nutriente no suele encontrarse en muchos vegetales, y es fundamental para nuestro cerebro.

Algunos beneficios que se pueden esperar de la chlorella

A continuación te explico cada uno de los beneficios de consumir frecuentemente chlorella que se han documentado, y que parecen tener alguna consistencia:

Efectos positivos en el tratamiento de varias enfermedades

En concreto, la chlorella parece incidir de forma positiva en el alzhéimer y el parkinson. Los causantes de ello son un fitoquímico y los ácidos grasos de este alga. El primero tiene una capacidad regenerativa del cerebro y los segundos son fundamentales para una óptima función cerebral.

Positiva influencia sobre el hígado

Si tienes problemas de hígado, o incluso si bebes o fumas, pero deseas contrarrestrar los efectos nocivos de ese consumo, la chlorella parece ser una buena opción. Y es que es en el hígado (y también en los riñones) donde se acumulan la mayor parte de los residuos y sobre los que el poder desintoxicante de la chlorella puede ser más importante.

Protección del estómago

Si tienes problemas de estreñimiento, si padeces úlceras o colitis ulcerosa o si tienes la enfermedad de Crohn; en cualquiera de estas situaciones puedes recurrir a la chlorella para mejorar tus síntomas y, con suerte, curarte. Una vez más, esto se debe a su fuerte poder desintoxicante.

Poder de regeneración

Hay personas que sufren algún tipo de afección o enfermedad degenerativa, que afecta fundamentalmente a los músculos o al sistema nervioso. Será en esos casos en los que la chlorella podrá convertirse también en una gran ayuda.

Mejora del sistema inmunológico

Otro de los principales beneficios que se asocian a la chlorella, y la razón por la que muchas personas se deciden a probarla, es su capacidad para fortalecer las defensas del organismo. Virus, bacterias y tumores tendrían una menor probabilidad de sobrevivir en nuestro organismo si hemos consumido de forma habitual chlorella.

Efecto antioxidante

Por otra parte, el alga chlorella puede ser capaz de alargar la esperanza de vida y, mucho más importante, hacer que ese alargamiento se caracterice por una mejor salud. ¿Por qué? Porque reduce la acción oxidativa que causan en nuestro organismo ciertos factores, como los alimentos poco saludables, la ansiedad o la contaminación.

Incidencia en la prevención y la curación del cáncer

Nos encontramos aquí ante una de las líneas de investigación en la que más se está trabajando, en cuanto a lo que a la efectividad de la chlorella se refiere para combatir, tratar y mitigar los síntomas del cáncer.

Por un lado, encontramos una estrecha relación entre estos objetivos y el fortalecimiento del sistema inmunitario. Esto puede combatir la formación o el desarrollo de diferentes tipos de cáncer, como el de mama, el de hígado o la leucemia, y a la vez provocar que el organismo tolere mucho mejor los tratamientos basados en la quimioterapia y la radioterapia.

Asimismo, la capacidad desintoxicante de chlorella, de la que ya te he hablado, será vital para prevenir especialmente los tipos de cáncer que están asociados al exceso de metales pesados en el organismo, así como a diferentes toxinas.

Por último, algunas investigaciones parecen indicar que la clorofila también puede ser clave en los procesos de cáncer. En concreto, su acción se centra en dificultar la absorción por parte del organismo de los compuestos tóxicos y cancerígenos, impidiendo que el cáncer que ya ha hecho acto de presencia en el paciente se desarrolle todavía más.

Una ayuda para los que padecen fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por presentar dolor muscular y un cansancio intenso en quien la padece. Para reducir estos síntomas, es posible recurrir a la chlorella.

Es una muy buena opción, en caso de ser eficaz en el enfermo, pues se trata de un suplemento totalmente natural. Eso sí, habrá que tomarla de forma constante para notar sus efectos.

Positiva para la tensión arterial y el control del colesterol

También el corazón puede verse beneficiado por el consumo de chlorella, según se ha podido comprobar en algún estudio realizado. Así, con su consumo se puede lograr reducir los niveles del colesterol conocido como malo, así como disminuir la cantidad de grasa corporal.

Útil en el tratamiento de la diabetes

A raíz del anterior beneficio, la reducción del colesterol, también se conseguirá gracias a esta milenaria planta reducir los niveles de azúcar en sangre. Es decir, las personas diabéticas pueden optar por tomar chlorella para mejorar su enfermedad.

Además, la chlorella es ideal si pretendes adelgazar

Tan solo teniendo en cuenta lo que te acabo de comentar, es decir, que la chlorella puede reducir la grasa corporal, ya podríamos dar por hecho que este vegetal es útil para las personas que quieren adelgazar. Pero su eficacia en este sentido no termina aquí.

Desintoxicar el organismo conlleva inevitablemente una reducción de toxinas, que a su vez pueden estar provocando en nosotros una hinchazón y una dificultad especial para perder peso. Por ello, el efecto desintoxicante de la chlorella es fundamental.

Por último, las pocas calorías que proporciona la chlorella (13 calorías por una ración habitual de 3 gramos) la hace compatible con cualquier dieta de adelgazamiento y, si además se mezcla con agua, lograrás sentir una sensación de saciedad que te ayudará a comer menos.

El gran valor de la chlorella para la piel

Se puede confirmar que la chlorella es un potente regenerador celular y cutáneo, lo que hará que la piel de quien la tome se muestre mucho más sana y bonita. El origen de este beneficio se encuentra en las vitaminas A y C, fundamentalmente. Gracias a ellas, la chlorella se erige como una importante enemiga de los radicales libres.

¿Cómo mejorará tu piel si te sumas a la creciente tendencia de tomar chlorella? En primer lugar, ganará firmeza y mejorará su tonalidad, proporcionando una apariencia mucho más sana. Además, mejorarán problemas dermatológicos, como por ejemplo la psoriasis. Y, adicionalmente, se incrementará la nutrición de la piel y también mejorará la circulación.

Un superalimento sin demasiadas evidencias científicas

A pesar de todo lo que te he comentado hasta ahora, y a diferencia de lo que ocurre con otros superalimentos de origen vegetal, que sí han logrado en numerosas ocasiones demostrar científicamente su efectividad en diferentes ámbitos, en el caso de la chlorella muchas de sus propiedades no cuentan en realidad con una base científica.

Sin embargo, son muchos los expertos que aseguran su veracidad, así como también lo hacen los numerosos consumidores que han comprobado ya sus efectos.

En cualquier caso, lo que sí es posible afirmar es el carácter prácticamente inocuo de este alga, que sí ha logrado confirmar su capacidad para liberar al cuerpo de los residuos generados por los metales pesados, especialmente el mercurio.

Algunas contraindicaciones

Pero, como prácticamente cualquier otro superalimento, debido a sus especiales componentes, la chlorella puede presentar una serie de contraindicaciones si su consumo es excesivo o si se producen ciertas reacciones alérgicas.

El más destacable efecto secundario es el que tiene que ver con la aparición de fotosensibilidad, es decir, con el incremento de la sensibilidad a la luz.

Asimismo, las molestias o problemas estomacales también puede surgir si se ingieren grandes cantidades de chlorella o si no se está acostumbrado a su consumo. Náuseas, gases o el aumento del ácido úrico son algunos ejemplos. Por último, dolores de cabeza o mareos también pueden aparecer.

Hay que tener en cuenta que el efecto desintoxicante al que se ve sometido el cuerpo cuando ingerimos chlorella no es nada habitual para nuestro organismo, por lo que se entiende como lógica la aparición de alguno de estos síntomas. Eso sí, si consideras que estos efectos son demasiado agudos, deberás interrumpir inmediatamente el consumo.

¿Cómo tomar la chlorella?

Chlorella en polvo

Tomar chlorella en polvo es la mejor opción si quieres utilizarla como complemento de tus zumos, batidos o incluso tus recetas de todo tipo, incluyendo aliños y salsas. Esta es una forma muy sencilla de incluir la chlorella en tu dieta sin apenas darte cuenta.

Chlorella en cápsulas

La chlorella en cápsulas es quizá una de las alternativas más cómodas, pues puedes llevarla siempre encima y en cada comprimido contarás con la dosis diaria recomendada. Opta por ella si no quieres perder tiempo pensando en la forma de complementar tus platos con este interesante alga.

Chlorella líquida

Por otra parte, la chlorella líquida te permitirá mezclar el producto directamente con cualquier preparación, sin tener que cocinarla, batirla o mezclarla. Imagina lo sencillo que será incluirla en sopas o zumos, por ejemplo. Eso sí, con esta opción no disfrutarás de ese toque tan colorido que aportaría la chlorella hecha en polvo.

Dosis diaria recomendada

Y ¿cuánta chlorella es recomendable tomar cada día para notar sus beneficios, sin llegar a sentir efectos secundarios? Pues, concretamente, 2 o 3 gramos en cada toma, y dos o tres tomas al día. Prueba primero con esta dosis en una sola toma, para asegurar que la digieres correctamente, y posteriorme añade más tomas a lo largo del día.

Si tu objetivo al tomar chlorella es terapéutico, es decir, si pretendes solucionar algún problema o eliminar alguna molestia, la dosis puede aumentarse hasta los 5 gramos por toma.

Eso sí, ten en cuenta que estas cantidades orientativas pueden variar en función de la edad, el peso o el estilo de vida que practique quien la tome.

Conclusión

Como has podido comprobar, el alga chlorella es un alimento vegetal natural que, aunque todavía tiene mucho que demostrar a nivel científico, ofrece un enorme potencial para cuidar nuestro cuerpo y mejorar nuestra salud.

De entre todos los beneficios sobre el organismo que ofrece la chlorella, destaca por encima de cualquiera su poder desintoxicante y su capacidad para ayudar a tratar y frenar enfermedades tan importantes como el cáncer. Puedes incluirla en tu dieta hoy mismo, para comprobar por ti mismo sus importantes ventajas nutricionales y orgánicas.