19 ideas sobre cómo decorar habitaciones pequeñas en 2018

Habitaciones pequeñas

Aprender a decorar espacios reducidos es el rompecabezas que muy pocos terminan resolviendo, precisamente por no conocer las claves que pueden hacer que una habitación pequeña pueda ser a la vez una estancia cómoda, útil y agradable.

Si no quieres que tu pequeña habitación acabe por comerte, aliméntala con los mejores tips para decorar estancias reducidas y llénala de luz y organización.

Toma nota de estos sencillos consejos que pueden cambiar tu vida, o al menos la parte de ella que transcurre dentro tu hogar.

Las ventanas, bien a la vista

Las ventanas, bien a la vista

En las habitaciones pequeñas, es mejor no ocultar las ventanas. De lo contrario, además de impedir que entre más luz, las cortinas pueden crear menos sensación de espacio. Por eso, si es posible, es preferible dejar las ventanas a la vista.

Pero, si necesitas un poco de intimidad en tu habitación, puedes decantarte por los estores, que ocupan menos espacio y cuando están abiertos prácticamente ni se perciben. En cualquier caso, ten siempre en mente que en un espacio reducido la protagonista siempre debe ser la luz.

Elige solo muebles de líneas rectas

Elige solo muebles de líneas rectas

Los muebles de líneas rectas, tan propios de la decoración minimalista, ayudan a que una habitación pequeña parezca mucho más amplia, gracias a su discreción y a sus sencillas formas.

Además, generan mucha tranquilidad y confort, algo especialmente importante en espacios reducidos, que en ocasiones pueden llegar a ser agobiantes.

Otra de las claves del decoración minimalista es la sencillez y la ausencia de estridencias. Si hablamos de espacios pequeños, esto también se podría aplicar para generar más calma y amplitud.

Optimiza el uso de la luz artificial

Optimiza el uso de la luz artificial

Puedes ahorrarte el espacio que ocupan las lámparas de mesa, y colocar un aplique a cada lado del cabecero. Y siempre trata de escoger para toda la estancia lámparas que no sean demasiado voluminosas.

Ten en cuenta que la luz indirecta y blanca genera más sensación de espacio que la amarilla y la que se proyecta de manera directa; y que la iluminación integrada, colocada en cajones y estanterías, puede ayudarte a alumbrar los rincones más oscuros de la habitación.

Opta por camas abatibles

Opta por camas abatibles
Fuente

La cama es el elemento nuclear de cualquier dormitorio de matrimonio, pero en el caso de las estancias más pequeñas puede llegar a convertirse en un verdadero incordio. Por supuesto, no puede diseñarse una habitación sin incluir en ella una cama, pero nadie dijo que esta tuviera que estar siempre a la vista.

Las camas abatibles son, este sentido, una óptima solución. Camufladas de día en muebles situados junto a la pared, de noche se abaten para dejar a la vista una cama que puede ser de cualquier dimensión. Una discreta, práctica y original alternativa para ganar muchísimo espacio en las habitaciones.

Las camas altas permiten un sinfín de posibilidades

Las camas altas permiten un sinfín de posibilidades
Fuente

Otra posibilidad es optar por las camas altas. La zona de descanso se sitúa en la parte superior, dejando todo el espacio inferior libre para crear otro ambiente, por ejemplo con un escritorio o un espacio de juegos.

Las camas altas aportan un toque original a cualquier habitación y la convierten en una estancia única y diferente a las demás. Y no tienen por qué ser exclusivas de los más pequeños de la casa, pues pueden adaptarse a cualquier persona y estilo.

Eso sí, el dormitorio deberá tener un techo lo suficientemente alto para que no generar una sensación recargante.

No olvides las camas nido

No olvides las camas nido
Fuente

Si se reciben visitas habitualmente o si la habitación en cuestión está diseñada para que en ella duerman dos personas, las camas nido son mejor opción que dos camas o una litera. El motivo es obvio: las primeras ocupan mucho más lugar y la segunda, aunque no ocupa más, crea menos sensación de ligereza.

En cambio, las camas nido permiten, como las camas abatibles, esconder la cama de día y sacarla por la noche. Asimismo, se pueden guardar ya preparadas para la noche y muchas cuentan con patas que se extienden para que la cama tenga la altura adecuada.

Las camas con sistemas de almacenaje son un básico

Las camas con sistemas de almacenaje son un básico
Fuente

En una habitación matrimonial pequeña, hasta el más diminuto rincón debería ser acondicionado y aprovechado. Y el lugar disponible bajo la cama no debería ser menos. En él, puedes guardar diferentes juguetes, textiles o incluso ropa o zapatos de otra temporada.

Esto te permitirá colocar un armario mucho más pequeño en la habitación, o incluso prescindir de él.

Usa siempre puertas correderas siempre que sea posible

Usa siempre puertas correderas siempre que sea posible
Fuente

Cambiar la puerta tradicional por una corredera puede ser una buena idea, que además aportará un toque de sofisticación al dormitorio.

Aparte, en los armarios también se pueden colocar puertas correderas para que al abrirlos no ocupemos parte del poco espacio que tenemos.

Este tipo de aperturas son realmente cómodas y, si quieres añadir un toque extra de sensación de amplitud, puedes decantarte por puertas correderas transparentes o semitransparentes, que aportarán mucha más luminosidad.

Opta por muebles esquineros

Opta por muebles esquineros
Fuente

Aprovechar las esquinas es una máxima que cualquiera que tenga una habitación pequeña debería seguir. Y es que los muebles esquineros ofrecen la misma o más funcionalidad que los muebles tradicionales, pero ocupando mucho menos espacio.

Se pueden aprovechar las esquinas a la hora de instalar escritorios, estanterías, armarios o cajones. De esta forma, se le sacará partido a uno de los espacios más desaprovechados en todos los hogares: las esquinas.

Los muebles y complementos plegables permiten ahorrar mucho espacio

Los muebles y complementos plegables permiten ahorrar mucho espacio
Fuente

Quizá no son los muebles más bonitos o estéticos que se pueden colocar en una habitación, pero pueden cambiar por completo cualquier estancia pequeña y convertirla en un espacio mucho más cómodo y funcional.

Sobre todo en el caso de sillas y mesas auxiliares, si existe la necesidad de tenerlas a mano en la habitación pero no siempre son necesarias, es conveniente que sean plegables. Así, cuando no se usen podrán plegarse y ocultarse detrás de la puerta o debajo de la cama.

Muebles a medida para optimizar el espacio

Muebles a medida para optimizar el espacio
Fuente

Por supuesto, si es posible recurrir a muebles hechos a medida, la optimización del espacio será máxima. Y es que los muebles a medida es posible colocarlos en cualquier rincón, por muy pequeño que este sea.

Sus posibilidades son infinitas: desde discretas librerías en la pared hasta la posibilidad de instalar una televisión sin que esta resulte molesta en la estancia.  

Las baldas son muy funcionales

Las baldas son muy funcionales
Fuente

Si no cuentas con suficiente espacio para colocar varias cajoneras u otros sistemas de almacenaje para guardar tus cosas, instalar discretas baldas en la pared es una buena solución.

Se puede colocar casi cualquier objeto en ellas, si lo haces con un mínimo de orden y sentido de la estética.

Además, un truco para que llamen mucho menos la atención es colocarlas en lugares poco utilizados o alejados del principal ángulo de visión que se tiene al entrar en la habitación.

Decántante por los colores más claros

Decántante por los colores más claros
Fuente

Se tiende a pensar que una estancia pequeña debe estar siempre decorada en color blanco, por la luminosidad y amplitud que aporta.

Sin embargo, los tonos pastel, como el rosa, el lila o el verde, también son una buena opción y le darán un toque muy especial a tu habitación.

Los contrastes generan profundidad

Los contrastes generan profundidad
Fuente

También es buena idea combinar ese dominante color blanco con colores más intensos en cojines, cortinas, alfombras u otros complementos.

Concretamente, los colores azul y marrón en sus tonalidades más oscuras son capaces de generar un contraste, si se combinan con el blanco, que provoca una sensación de profundidad muy útil en estancias reducidas.

Arriesga con el poder y la originalidad de los degradados

Arriesga con el poder y la originalidad de los degradados
Fuente

Para poder aplicar este consejo, es necesario ser algo atrevido. No es muy habitual encontrar habitaciones con pintura degrada, pero se trata de una de las formas más creativas de aportar profundidad y luz a una estancia pequeña.

La clave está en escoger colores suaves, como el azul, el rosa o el verde, que terminen siempre en el blanco puro para aportar la máxima luminosidad. Y, por otro lado, habrá que elegir un degradado horizontal si la habitación es estrecha, y uno vertical si tiene el techo bajo.

Cuelga las cortinas mejor desde el techo

Cuelga las cortinas mejor desde el techo
Fuente

Hay personas que aman las cortinas. Si es tu caso y no puedes resistirte a colocar unas en tu habituación, por muy pequeña que esta sea, intenta colgar esas cortinas en el punto más alto. Si no es el techo, por lo menos colócalas bastante por encima de la ventana. De esta manera, la estancia parecerá mucho más alta y no se ‘achatará’ a la vista.

Recurre a espejos para ganar amplitud

Recurre a espejos para ganar amplitud

No es posible decorar una habitación de matrimonio pequeña sin recurrir a los espejos, pues son ideales para que la estancia parezca más amplia y luminosa.

Escoge los que tengan marcos discretos, y colócalos en la pared opuesta a la ventana. Mucho mejor si son verticales y si colocas en la parte superior del espejo algún aplique para iluminar aún más.

Por supuesto, colocar el espejo integrado en el armario es lo ideal, pues así no ocupará espacio extra en la pared y te será muy útil a la hora de vestirte cada mañana.

Mantén siempre el orden

Mantén siempre el orden
Fuente

¿Conoces a la gurú del orden Marie Kondo? Se ha hecho mundialmente conocida por aportar consejos realmente útiles para mantener cualquier espacio en permanente orden. Y el orden es básico en habitaciones pequeñas, pues el desorden provoca estrés, el enemigo número uno de cualquier habitáculo reducido.

Marie Kondo recomienda organizar todo usando cajas y clasificando cada tipo de objeto en ellas. Y, en el caso de la ropa, aconseja doblarla y colocarla de forma estratégica en los cajones. Seguro que, si pruebas su técnica, no podrás dejar de aplicarla.

No recargues la habitación con elementos superfluos

No recargues la habitación con elementos superfluos
Fuente

Muchas veces cuesta evitarlo, pero acumular demasiados objetos o ropa en una habitación pequeña puede hacer que esta resulte especialmente estresante. Y de nuevo Marie Kondo, junto al minimalismo y todas sus claves, pueden ayudarte a deshacerte de lo que no necesitas o de lo que no te hace sentir bien.

Kondo aconseja tocar cada prenda de ropa u objeto, uno a uno, para comprobar si realmente nos hace felices. Si no es así, habrá que descartarlo y liberar así un preciado espacio.

Conclusión

Un espacio pequeño no tiene por qué ser un impedimento para conseguir tener una habitación cómoda, práctica, bonita y confortable. Sácale todo el partido y disfruta de tu estancia favorita de la casa, aquella en la que más descansas, disfrutas, juegas, lees y experimentas.

Ante todo, no olvides que lo más importante es mantener tu esencia y tu personalidad en cada rincón, objeto o color que decidas utilizar en tu dormitorio. Nunca dejes de ser tú.

Solo así te sentirás en tu pequeña habitación como en ningún otro lugar.