30 Cuadros Modernos Para Decorar el Dormitorio

ideas para decorar tu dormitorio con cuadros modernos

Al principio pensaba en poner cuadros únicamente en el salón y comedor, nunca se me había ocurrido llevarlos al dormitorio, ya que me parecía que no valía la pena porque nadie los vería, pero estaba equivocada.

A pesar de que la habitación sea el lugar más privado de tu casa, no tienes porque dejarlo de lado a la hora de decorar con tus cuadros preferidos. Es un espacio que disfrutarás tú solo y por eso debe ser muy personal y lindo.

En este artículo te proponemos muchísimas ideas para colocar cuadros en tu habitación y lograr un espacio soñado hecho para soñar.

30 ideas para decorar tu dormitorio con cuadros modernos

Estilo minimalista sobre la cama

Estilo minimalista sobre la cama
Fuente

La pared detrás de la cama es la más elegida a la hora de colocar cuadros. Con un cuadro de líneas suaves y minimalista, complementas el resto de la decoración y al mismo tiempo adornas tus paredes.

Un pequeño detalle

Un pequeño detalle
Fuente

No hace falta que pongas un gran cuadro, con uno pequeño será suficiente para decorar tu cuarto. Si el estilo del cuadro es simple, puedes añadirle presencia con un marco de madera.

Decora con tramas

Decora con tramas
Fuente

Una opción un poco más grande, pero también simple y armónica es usar tramas en blanco y negro para decorar sobre la cama. Esta es una pieza fácil para hacer uno mismo del tamaño y color que prefieras.

En horizontal

En horizontal
Fuente

Rompe con la verticalidad y apuesta por un cuadro horizontal que acompañe la línea de la cama. Este formato es muy moderno y original, ideal para paisajes.

Crea una línea horizontal con tres partes

Crea una línea horizontal con tres partes
Fuente

Si te gusta la idea de la disposición horizontal, puedes crearla con tres cuadros pequeños. Usa la misma paleta de colores y marcos para unificarlos.

Grande y abstracto

Grande y abstracto
Fuente

Apuesta por un cuadro abstracto de gran tamaño para darle vida a tus paredes con un sólo elemento. Elige colores que se adapten o complementen a los que ya tienes en tu ambiente.

Un cuadro con tu paleta de colores

Un cuadro con tu paleta de colores
Fuente

Utiliza un cuadro que contenga la misma paleta de colores de tu habitación para que toda la decoración encaje a la perfección. Un cuadro abstracto le dará a tu cuarto un aspecto moderno y juvenil.

Cuadros blancos sobre paredes oscuras

Cuadros blancos sobre paredes oscuras
Fuente

Otra forma de utilizar cuadros de gran formato de una manera más original. Alterna los colores: utiliza colores oscuros en tus paredes y blanco en tu cuadro, generando un punto focal interesante.

Elige cuadros con palabras

Elige cuadros con palabras
Fuente

Si quieres algo delicado, opta por lienzos blancos con palabras en negro para un toque moderno y minimalista. Esta opción te permite personalizar tu decoración al máximo.

Una frase para inspirarte

Una frase para inspirarte
Fuente

Siguiendo con el mismo estilo, puedes elegir una frase que te guste mucho, partirla en dos y hacer dos cuadros para poner uno al lado del otro. Podrás leerla cada mañana cuando te levantes y comenzar el día con una sonrisa.

Utiliza un cuadro para agregar textura

Utiliza un cuadro para agregar textura
Fuente

Los cuadros pueden ser una gran oportunidad para agregar texturas a tu decoración, elige un cuadro de madera para incorporar ese toque de calidez y rugosidad al espacio.

Paisajes con colores tierra

Paisajes con colores tierra
Fuente

Opta por cuadros con un paisaje en colores cálidos y suaves para facilitar el descanso y relajación en tu cuarto. Si puedes coincidir los colores del cuadro con la paleta de colores de tu decoración, ¡aún mejor!

Una galería sobre la cama

Una galería sobre la cama
Fuente

Si no puedes decidirte por una sola pieza, en la pared detrás de la cama puedes crear una galería de arte con cuadros y fotos. Con el tiempo, irás expandiendo tu colección y llenando tus paredes.

Ocupa la pared hasta el techo

Ocupa la pared hasta el techo
Fuente

Si ya tienes muchos cuadros pequeños que quieres exhibir, una galería sobre la cama hasta el techo dará un efecto muy interesante. Puedes unificar todos los elementos con un mismo estilo de marco.

Coloca tus fotos en blanco y negro

Coloca tus fotos en blanco y negro
Fuente

Si prefieres cómo quedan las fotografías para decorar, puedes unificarlas por medio del color, poniéndolas todas en blanco y negro y crear una galería moderna.

Genera un contraste con la pared

Genera un contraste con la pared
Fuente

Una pared oscura es ideal para colocar tus fotos con un marco blanco, ya que resaltan aún más y crean una galería con un look contemporáneo y único.

Opta por un estante

Opta por un estante
Fuente

Puedes colocar un estante sobre la cama para colocar tus cuadros, decoración y hasta plantas. Es un recurso que queda muy bonito y es fácil de cambiar cuantas veces lo desees.

Apoya tus cuadros en el cabecero

Apoya tus cuadros en el cabecero
Fuente

Si tienes un cabecero ancho, que tenga lugar de guardado por ejemplo, puedes usarlo también para apoyar tus objetos decorativos y cuadros encima. Esto evitará que coloques clavos en la pared y logran un dormitorio moderno.

Destacando la mesa de noche

Destacando la mesa de noche
Fuente

Ya vimos opciones para colocar cuadros sobre la cama, pero en esa misma pared hay otra opción: colocarlos sobre las mesas de noche. Los cuadros ayudarán a enmarcar los muebles y darle personalidad a cada lado de la habitación.

Genera simetría

Genera simetría
Fuente

Coloca cuadros del mismo tamaño y temática encima de las dos mesas de noche para incentivar la simetría del cuarto y generar un equilibrio en la decoración.

Aprovechando la esquina

Aprovechando la esquina
Fuente

Empiezas sobre la mesa de noche pero rápidamente te quedas sin lugar, no te preocupes, puedes seguir hacia los costados para integrar dos muros en el mismo diseño de galería.

Una galería de arte a los costados de tu cama

Una galería de arte a los costados de tu cama
Fuente

Si quieres armar una galería, pero no sobre tu cama, puedes usar las paredes de los costados para aprovecharlas y ponerlas bellas con cuadros.

Destaca tus muebles

Destaca tus muebles
Fuente

Aprovecha los cuadros para decorar la parte superior de un mueble que tengas en la habitación y enmarcarlo. Crea una galería que se relacione con el estilo del mueble y el del cuarto en general.

Cuadros apoyados

Cuadros apoyados
Fuente

Si tienes algún mueble, como una cajonera que quieras decorar, puedes colocar cuadros apoyados sobre él y lograr un efecto interesante. Esto te ahorrará los clavos en la pared y puedes cambiar la decoración con frecuencia.

Busca un cuadro con tres partes

Busca un cuadro con tres partes
Fuente

Para maximizar el espacio en horizontal, elige una foto de un paisaje y enmarcala en tres cuadros. Al colgarlo con una mínima separación, se seguirá viendo como una unidad pero creando una exhibición más moderna.

Destaca tu rincón preferido

Destaca tu rincón preferido
Fuente

Utiliza los cuadros para generar un punto focal interesante en tu habitación. Decora con tus cuadros favoritos tu rincón especial y genera un espacio único.

Una esquina minimalista

Una esquina minimalista
Fuente

Cualquier espacio es bueno para colocar un cuadro: sólo asegurate de que haya espacio suficiente alrededor para poder apreciarlo mejor y que se relacione correctamente con los muebles a su alrededor.

Cuadros apoyados en el suelo

Cuadros apoyados en el suelo
Fuente

Si tienes algún cuadro lo suficientemente grande y no quieres colgarlo, puedes optar por apoyarlo en el piso y así conseguirás un aspecto más relajado y moderno.

Retratos gigantes en blanco y negro

Retratos gigantes en blanco y negro
Fuente

Para tener fotos de tus seres queridos de una forma muy artística, elige cuadros enormes y fotos minimalistas en blanco y negro para tener una paredes muy interesantes.

Gran lienzo en la pared

Gran lienzo en la pared
Fuente

Otra forma de incluir una pieza enorme en la habitación, es elegir un espacio poco común para que se destaque totalmente. Por ejemplo, en este espacio se lo coloca al final de la circulación de la habitación, marcada también por la alfombra.

Adaptando el arte a tu espacio

Después de ver todas estas increíbles ideas, estarás deseando poner manos a la obra y empezar a planificar los cuadros que colocarás en tu habitación. Primero debes tener en cuenta qué cosas quieres colgar de tus paredes, si son fotos o alguna obra de arte que ya tengas, para poder ver los tamaños y formatos.

Una vez elegidas las piezas, puedes comenzar a jugar con el espacio y probar las distintas formas de colocar tus cuadros que te mostramos en este artículo. Seguro que en poco tiempo tendrás una habitación repleta de arte y de la que te sentirás orgulloso.