Leche de Coco - Beneficios, propiedades y receta casera

leche de coco

El coco es, muy probablemente, uno de los frutos más exóticos que existen. Se utiliza en la elaboración de cócteles, para preparar deliciosos postres y, por supuesto, se disfruta como la deliciosa fruta que es.

Si eres asiduo al consumo de leches vegetales y todavía no te has animado a probar la leche de coco, te animo a hacerlo. Además de cuidar tu salud y tu bienestar, disfrutarás de un sabor único.

A continuación te explico cuáles son las propiedades y beneficios del coco para nuestro organismo, cómo puede ayudarnos a cuidar nuestro peso y nuestro cabello, si es bueno dársela a niños pequeños y, lo más importante, cómo puedes hacer tú mismo la leche de coco en casa.

El coco y la leche de coco

El coco crece sobre todo en la parte sur de Asia y en Sudamérica, aunque se trata de un fruto que es exportado y cultivado en muchísimas partes del mundo.

El líquido que se obtiene a partir del fruto del coco es todo un símbolo de la cocina y la coctelería del Caribe, aunque sin duda hoy cualquier persona puede disfrutar de esta exquisita bebida, que, además de en la gastronomía, tiene numerosas aplicaciones también en estética y jardinería.

Las propiedades de la leche de coco

Pocos frutos aúnan un sabor exquisito y un sinfín de propiedades nutricionales. Si recurres al coco para preparar tu bebida vegetal, estarás aportando a tu cuerpo los siguientes elementos nutricionales:

  • Contiene proteínas: La leche de coco tiene una buena cantidad de este elemento si la comparamos con el contenido proteico de otras leches vegetales. Y es que 100 gramos de leche de coco aportan hasta 2,3 gramos de proteínas.
  • Proporciona vitaminas: concretamente, la leche de coco nos aportará diferentes cantidades de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5 y B6) y también vitamina A, C y E. Este aporte vitamínico ayudará a mejorar y potenciar diferentes funciones del organismo.
  • Aporta minerales: destaca especialmente su aporte de potasio, imprescindible durante la etapa de crecimiento, aunque contiene muchos otros minerales, como el fósforo o el selenio.
  • Tiene grandes cantidades de fibra: la fibra es esencial para el bienestar del estómago y para tener buenas digestiones, y la que encontramos en la leche de coco es realmente representativa. Unos 100 gramos de leche de coco aportan 2,2 gramos de fibra.
  • Tiene abundante calcio: esta es sin duda una de sus principales ventajas, ya que muchas otras leches vegetales carecen de este importante nutriente que sí encontramos en la leche de origen animal y, también, en la leche de coco. Concretamente, 100 gramos de leche de coco contienen hasta 16 miligramos de calcio.

Los beneficios de la leche de coco

leche de coco beneficios y propiedades

Gracias a la composición de la leche de coco y a los nutrientes que contiene este fruto, son muchos los beneficios que puede aportarnos esta bebida si la incluimos con cierta frecuencia en nuestra dieta.

Es diurética

Gracias a su contenido en potasio, estamos ante una bebida muy diurética. Esto es, sirve para ayudarnos a eliminar de nuestro organismo el exceso de líquido y de sal. Por lo tanto, es una bebida muy valorada por su capacidad de desechar los residuos tóxicos de nuestro cuerpo.

Controla nuestra presión arterial

Las personas que siguen una dieta rica en potasio (un mineral muy presente en la leche de coco) obtienen, entre otros muchos beneficios, una ayuda para regular su presión arterial.

Para disminuirla, de hecho, se aconseja por un lado reducir el consumo de sal y, por otro, aumentar el de potasio. Es recomendado por lo tanto para este objetivo y también para prevenir arritmias o regular el ritmo cardíaco.

Mejora el tránsito intestinal

La fibra y los electrolitos que contiene la leche de coco contribuyen a tener un estómago más sano y a propiciar mejores y más ligeras digestiones.

Reduce las úlceras estomacales

Pero mucho más importante es su demostrada capacidad para prevenir la aparición de úlceras estomacales e, incluso, para reducir su tamaño si ya han aparecido. La razón es que la leche de coco ejerce un efecto protector sobre la mucosa del estómago responsable de la aparición de las molestas úlceras.

Previene infecciones y virus

Uno de los ácidos grasos saturados que contiene el coco es el ácido láurico, que, tras su absorción en el organismo se convierte en monolaurina, un compuesto que es conocido por prevenir numerosas infecciones y virus como por ejemplo herpes, gripes o resfriados. Nuestro sistema inmunitario, por lo tanto, también se vería beneficiado si consumimos leche de coco.

Es apta para diabéticos

Además del hecho de que la leche de coco no contiene ni glucosa ni fructosa, y su contenido de azúcar es muy bajo, se considera que es un alimento muy eficaz para regular los niveles de azúcar en el organismo. No obstante, es importante que sepas que, si eres diabético, te beneficiarás todavía más del consumo de agua de coco y aceite de coco.

Ayuda a reducir el colesterol

El mismo ácido láurico del que te he hablado antes es el responsable también de que la leche de coco nos pueda ayudar nuestros niveles de colesterol.

Así, las grasas que ingerimos cuando tomamos leche de coco no solo no son perjudiciales para las personas que tienen el colesterol alto, sino que ayudan a disminuir el que conocemos como malo (LDL) y a aumentar el bueno (HDL).

Tiene un efecto hidratante

Muchos la comparan, incluso, con una bebida isotónica. Y es que los diferentes minerales que contiene la leche de coco proporcionan una profunda hidratación al organismo, algo que resulta especialmente útil después de practicar ejercicio o tras haber atravesado alguna enfermedad, como fiebres o diarreas.

Es antioxidante

Sus minerales, especialmente el zinc y el selenio, convierten a la leche de coco en un natural antioxidante.

Esta es una de las razones por las que este líquido es usado también en el campo de la estética, sobre todo en forma de cremas o aceites. Y es que prevenir la oxidación de las células y el consiguiente debilitamiento físico es vital para combatir el envejecimiento.

La leche de coco y el cuidado del cabello

Por si todo esto te resultará insuficiente, también puedes recurrir a la leche de coco para cuidar tu pelo y darle un aspecto más suave y brillante. ¿La razón? Su importante contenido en vitaminas y minerales, que también podrán ser de gran utilidad para cuidar tu piel.

Así, obtendrás una profunda hidratación si aplicas leche de coco directamente en tu pelo, al mismo tiempo que ayudarás a deshacer posibles nudos y darle una textura mucho más suave.

Además, el pelo tratado con leche de coco se recuperará de posibles daños y crecerá mucho más rápido. Además, ¡huele de maravilla!

Para que su efecto sea efectivo de verdad, tendrás que impregnar todo tu pelo en la leche de coco y masajear el cuello cabelludo durante unos segundos. Es importante también que lo dejes actuar unos 5 o 10 minutos, para después aclararlo con abundante agua.

¿Es bueno tomar leche de coco para adelgazar?

echde de coco en vaso.

Aunque la leche elaborada con líquido procedente del coco no contiene glucosa y aporta muy pocos azúcares, hablamos de una bebida bastante rica en grasas saturadas, que no suelen ser muy recomendadas, por ejemplo, para personas con el colesterol alto.

Aunque si el consumo es moderado los efectos negativos no tienen por qué notarse en exceso, este es uno de los motivos que no la convierten en la leche vegetal ideal si lo que se pretende es adelgazar.

En cuanto a las proporciones, 100 gramos de leche de coco aportarán un total de 24 gramos de grasa, 21 gramos de la cual serán saturadas.

No obstante, existen teorías que sostienen que, al ser los ácidos grasos saturados de cadena media, las grasas que ingerimos al tomar leche de coco se sintetizan y metabolizan en forma de energía en nuestro organismo.

Se trata de un tipo de grasa mucho más digerible y que se absorbe más rápido que los ácidos grasos saturados de cadena larga. Es decir, los ácidos grasos contenidos en la leche de coco se pueden convertir más probablemente en energía que en grasa corporal.

Sin embargo, una cuestión sobre la que no hay discusión posible es el número de calorías que tiene la leche de coco: 230 por cada 100 gramos. Son, sin duda, unas cantidades que pueden hacer que nos replanteemos la idoneidad de la leche de coco para adelgazar.

¿La pueden tomar los niños pequeños?

Si estás pensando en optar por una bebida vegetal para alimentar a tu bebé o hijo pequeño, debes saber que la leche de coco es, quizá, la menos indicada para ejercer de sustituta de la leche de origen animal.

Hablamos, por tanto, del consumo sostenido y en sustitución de la leche de vaca, ya que si se trata de un consumo puntual este no tiene porque representar un riesgo significativo para el niño.

Entonces, ¿por qué es tan poco adecuada la leche de coco para los niños? Pues porque tiene prácticamente todos los efectos negativos de la leche entera de vaca (sus grasas y calorías) y casi ninguno de sus efectos positivos. No obstante, esto puede solventarse cambiando la leche de coco por el agua de coco.

Recurriendo al agua de coco estarás ofreciendo a tu niño un líquido igual de nutritivo pero con muchas menos grasas y calorías.

Recuerda que el agua de coco es el contenido líquido que encontramos dentro del coco, mientras que la leche de coco se obtiene de la mezcla de la pulpa del coco con agua, lo que le da a la bebida un color mucho más blanco y una textura más espesa.

La leche de coco y las embarazadas

En lo que respecta a las mujeres en periodo de gestación, encontrarán un magnífico complemento tanto en la leche de coco, como en el propio coco o en el agua de coco. Las vitaminas y proteínas que contienen estos alimentos proporcionarán a las embarazadas un extra de energía con el que podrán afrontar el embarazo mucho más fácilmente.

La hidratación y el fortalecimiento de los músculos (dos beneficios de la leche de coco) son también claves durante el embarazo.

De igual forma, el fortalecimiento del sistema inmunitario al que contribuye la leche de coco también les resultará muy útil, ya que normalmente las embarazadas no pueden tomar casi ningún medicamento.

Los vómitos, tan asociados siempre al embarazo, también pueden sobrellevarse mucho mejor si se toman alimentos que alivian estos problemas y cuidan y protegen al estómago.

Receta de leche de coco casera

 leche de coco receta

Si quieres disfrutar de una deliciosa y fresca leche de coco, la mejor alternativa es sin duda hacerla en casa. Para hacerlo, solo necesitarás un coco y agua o, si lo prefieres, un poco de coco natural ya rallado, que podrás encontrar en las tiendas.

Los ingredientes

Más concretamente, los ingredientes y proporciones necesarios para hacer leche de coco son:

  • 4 vasos de agua.
  • 2 vasos de coco rallado.
  • De manera opcional (porque el coco ya tiene por defecto un sabor bastante dulce), puedes añadirle cualquier endulzante.

La receta, paso a paso

La receta de leche de coco es muy simple, pero para que te resulte aún más sencilla prepararla, aquí tienes todos los pasos:

Paso 1

Poner el agua al fuego, pero sin dejar que llegue a hervir.

Paso 2

Introducir en una batidora o licuadora el agua caliente y el coco previamente rallado. Al batirlo todo durante unos minutos, se obtendrá una pasta más o menos espesa, en función de las proporciones.

Paso 3

Con la ayuda de una malla o de una tela de filtrado, procede a filtrar la mezcla sobre un recipiente. En la malla se quedarán los restos más sólidos y sobre el recipiente caerá el líquido limpio.

Paso 4

Añade a la leche de coco recién preparada el endulzante que hayas escogido. Te doy algunas ideas: miel, canela o vainilla.

La conservación de leche de coco

Es preferible que consumas la leche de coco recién elaborada, pero si no es posible o si no puedes acabarla, podrás guardarla en la nevera durante varios días. No obstante, ten en cuenta que a partir del tercer día sus nutrientes podrán haberse evaporado.

También recuerda que puedes utilizar los restos del filtrado para la siguiente vez que prepares leche de coco o para añadir porciones de la pasta a muchos postres o galletas. El toque de coco seguro que te sorprende.

Conclusión

La leche de coco es una magnífica bebida que, aunque no es apta en todos los casos, puede aportar a quien la tome muchos nutrientes y beneficios.

Además, se puede elaborar muy fácilmente en casa y puede ser usada tanto en la cocina como en otros ámbitos, como el de la estética. Untar leche de coco en el pelo y en la piel harán que estos luzcan más suaves y brillantes.

Si te gusta cuidarte, pero además disfrutas con los sabores más dulces y exóticos, anímate a probar la leche de coco. ¡Te encantará!



Categorías: